?>
Tus hijos

Semana mundial de la lactancia: dar la teta, un acto instintivo que también se aprende

Cada vez son más las mamás que asisten a charlas y cursos para aprender a amamantar. La importancia de darle a los bebés el alimento ideal para su crecimiento y desarrollo.

Aunque la lactancia es un hecho natural e instintivo, implica un proceso de aprendizaje que algunos ignoran. Son muchas las mamás que sufren complicaciones o tienen dificultades para amamantar, por lo que el asesoramiento adecuado y oportuno es fundamental para que lo puedan hacer en forma exclusiva los primeros seis meses y mantenerlo hasta los dos años de vida del bebé.

En la actualidad, desandar el camino hacia lo natural es una tendencia que gana partidarios. En ese contexto, el amamantamiento se está revalorizando a partir del conocimiento sobre sus beneficios tanto para los bebés como para las madres. Por eso, cada vez son más las mamás interesadas en asistir a charlas sobre lactancia materna para aprender a dar la teta.

En la misma línea, los sanatorios y hospitales se preocupan por asesorar en consultorios de lactancia atendidos por puericultoras, enfermeros o médicos. Por otro lado, existen ligas y organizaciones que se dedican a esta tarea.

Para Elba López Turconi, jefa de neonatología del Sanatorio De Los Arcos, todo el equipo de salud tiene que estar atento para lograr detectar los problemas de la lactancia y modificarlos. "El niño debe tomar pecho, y las mamás deben saber que amamantar no duele. La puericultora o consultora de lactancia tiene un rol muy importante en el asesoramiento y en la detección precoz de dificultades, así como también las enfermeras, neonatólogos y pediatras", detalló la médica.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la leche materna es el alimento ideal para los niños y no tiene sustituto, ya que aporta los nutrientes específicos que se requieren para el crecimiento y desarrollo saludable.

Todos los años, del 1º al 7 de agosto, se celebra en más de 170 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna, justamente destinada a fomentar el amamantamiento natural y a mejorar la salud de los bebés de todo el mundo.

  • Abandono precoz

Al igual que no amamantar, el abandono precoz de la lactancia materna también es una problemática que afecta a madres y niños. El desconocimiento de la técnica, la falta de apoyo, el uso del chupete y la administración de leche de fórmula son las principales causas de la deserción. También el tabaquismo materno, el dolor en los pezones y el temor a no tener leche suficiente suelen ser motivos frecuentes.

Por eso los especialistas insisten tanto en promover el amamantamiento. Fernando Burgos, titular de la Red de Pediatras Niños sanos, niños felices, subrayó que este alimento es el más completo para el recién nacido porque le asegura un óptimo desarrollo psicológico, nutricional, hormonal e inmunológico.

"La leche materna es segura, higiénica y tiene la temperatura adecuada. Se digiere más fácilmente que cualquier otro alimento. Además, reduce drásticamente la predisposición a enfermedades, previene alergias, protege de la obesidad infantil, favorece el correcto desarrollo de la mandíbula, los dientes y el habla, y por sobre todas las cosas, desarrolla un fuerte vínculo entre madre e hijo", enumeró el pediatra.

De todos modos, aún existen falencias que impiden respaldar la lactancia materna completa. Alejandra Perinetti, directora nacional de Aldeas Infantiles SOS Argentina, advirtió que es imprescindible el acceso a la información y desarrollar capacidades de apoyo del entorno familiar y social de las mujeres.

"El sistema de salud debe brindar una atención integral de calidad a la madre y al niño, en la cual la prevención y la promoción de la lactancia sean ejes centrales de trabajo. También deben existir legislaciones que acompañen estos procesos", opinó la directiva.

Problemas frecuentes

En algunos casos, al iniciar la lactancia, se presentan ciertas situaciones que generan angustia en la mamá y que, de no resolverse rápidamente, podrían ser causantes de la interrupción del amamantamiento. Desde Vittal, explican algunos problemas frecuentes y cómo resolverlos.

  • Bajada de la leche. Suele demorarse un poco más en los partos mediante cesárea, pero no se debe dejar de ofrecer el pecho al bebé.
  • Dolor en el pezón. Es común que se presente alguna molestia cuando el bebé comienza a alimentarse. Un cambio de posición del bebé puede aliviarlo, o ayudarlo a desprenderse introduciéndole suavemente un dedo por un lado de la boca.
  • Grietas en el pezón. Si la piel está demasiado seca o muy húmeda, se generan lesiones en el pezón. Se recomienda el uso de sostenes de algodón y evitar el uso de jabones o soluciones. El aceite de oliva, la leche de la madre y la lanolina alivian los pezones agrietados.
  • Congestión mamaria. Es causada por la congestión de vasos sanguíneos en la mama. El dolor, el estrés y la ansiedad pueden interferir con el reflejo de bajada de la leche, la cual se acumula en los conductos galactóforos. Hay que realizar masajes suaves durante y luego de la succión, además de aplicar calor a la mama. Alternar baños con duchas calientes y compresas frías. Aumentar la frecuencia durante no menos de 15 minutos en cada alimentación y extraer la leche manualmente.
  • Mastitis. Es una infección de la mama, causa dolor muscular, fiebre y un área roja en la mama. Se debe consultar con el médico y el tratamiento puede incluir antibióticos para la infección, aplicación de compresas y descanso.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo