?>
Tus hijos

Cuál es la merienda ideal para llevar al colegio

La merienda ideal para que los chicos lleven al cole, debería ser aquella que esté preparada en casa, acorde a los gustos de los chicos y en la porción justa. Las claves de los especialistas para sacarse un 10.

Para los chicos en edad escolar, no hay nada mejor que la merienda. Fundamentalmente porque marca una pausa, un descanso y el momento para charlar y disfrutar con los compañeros, aunque no siempre es la más sana.

Su principal objetivo es proveer al organismo de la cuota necesaria de energía y otros nutrientes para mantenerse activo y cumplir sus funciones con normalidad. Pero se trata de una colación, no de una comida principal. Por eso, la merienda no debe aportar más del 15% de las calorías que se consumen en total.

Tu Día consultó a las responsables del Programa Abordaje Integral de la Obesidad Infantil del Hospital Pediátrico del Niño Jesús, integrado por las doctoras Alicia Alfonso y Natalia Ratti y la nutricionista Verónica Varisco, para saber cuál es la merienda ideal.

"Los beneficios de una merienda casera, según los gustos de cada niño y en la porción justa, son varios. Representa un menor costo, es apetecible y contiene el aporte de energía y nutrientes necesarios", aclaró Alfonso.

Debido a las diferentes etapas de crecimiento, las necesidades de energía diaria varían según la edad de los chicos. En promedio, un niño entre los 4 y 8 años requiere de 1.500 kilo calorías por día. Mientras que un chico entre los 9 y los 13 años requiere 1.950.

"En la práctica, eso debe traducirse en opciones fáciles para combinar la teoría con la organización familiar y que el resultante sea la merienda ideal, la cual no implica mayores gastos ni demasiados pasos de preparación", explicó Varisco.

Las especialistas también advirtieron que no hay que saltearse la merienda.

"La consecuencia es un menor valor de azúcar en sangre con la consecuente disminución del funcionamiento del cerebro y los músculos. También afecta la organización del organismo en general, produciendo el efecto dique (todo el hambre queda contenido hasta que desborda en forma de ingestas excesivas en la comida siguiente)", detalló Ratti.

Qué podés prepararles

* De 4 a 8 años

Opción 1: un lácteo (leche, yogur, licuado)

Opción 2: un lácteo más frutas en trozos

Opción 3: un lácteo más galletitas simples, de arroz, o una barra de cereales, o un turrón o una magdalena

Opción 4: un lácteo más granola y copos

Opción 5: un lácteo más frutas secas

Opción 6: granola más frutas secas

Opción 7: jugo de naranja más galletitas simples, de arroz, o una barra de cereales, o un turrón o una magdalena

Opción 8: infusiones más galletitas simples, de arroz, o una barra de cereales, o un turrón o una magdalena

Opción 9: bizcochuelo sin relleno o un alfajor de maicena

Opción 10: un sándwich (queso, jamón, verduras, clara de huevo)

* De 9 a 13 años

Otras opciones, además de las anteriores:

Un lácteo más frutas secas más copos

Un lácteo más granola más frutas secas

Jugo de naranja más bizcochuelo o alfajor de maicena

Infusiones más alfajor de maicena

Omelette con queso

  • Tips para armar colaciones saludables

» Planificar la merienda semanal junto al niño, para que participe en la elección, elaboración y/o compra de su merienda saludable.

» Aprovechar este espacio para crear hábitos saludables y transmitir los beneficios de esta merienda.

» Enviar meriendas variadas a lo largo de la semana, abarcando así todos los grupos alimenticios.

» Ofrecer la porción justa. La merienda es una colación, no una comida principal.

» Evitar galletas y/o preparaciones rellenas.

» Obviar las bebidas azucaradas, como gaseosas o jugos que no sean naturales.

» Fomentar el hábito de consumo de agua, tanto en la escuela como en la casa.

» Estimular el consumo de frutas, al menos una vez a la semana, como merienda.

» No comer snacks ( papas fritas, chizitos, golosinas).

» Usar bolsas y recipientes adecuados al manipular y trasladar la merienda, para garantizar su inocuidad.

Los alimentos que hay que evitar

La directora médica de la Sociedad Argentina de Estética y Nutrición Integral (Saeni), Andrea Miranda, recomendó evitar las golosinas para la merienda en el recreo. "No aportan saciedad y suman calorías sin ningún beneficio", subrayó.

En ese sentido, la nutricionista reforzó la idea de incorporar snacks saludables, como pueden ser las pasas de uva, los frutos secos, las barritas de cereal y el yogur.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo