?>
Tus hijos

Cómo prevenir virus y bacterias en los niños

Vacunación, una alimentación saludable, no estar en contacto con otros niños enfermos e higiene, las cuatro patas para prevenir enfermedades en los niños.

Para que un niño crezca sano es necesario tomar distintas medidas preventivas que permitan atacar al combo de "bichitos" que componen el "temible" mundo de virus y bacterias. Vacunación, higiene y lavado de manos, una alimentación saludable y no estar en contacto con otros niños enfermos es un factor importante para que los chicos puedan disfrutar de una vida más saludable.

Las vacunas del calendario oficial son fundamentales e imprescindibles a la hora de prevenir enfermedades, pero para que cumplan su función deben aplicarse en el momento correcto (bebés recién nacidos; a los dos, cuatro y seis meses; al año, año y medio; a los seis años, 11 y 16 años).

Con las vacunas se previenen enfermedades producidas por bacterias como la tuberculosis, difteria, tétanos, tos convulsa, meningitis y neumonía (neumococo y haemofilus). Además de las enfermedades producidas por virus como la hepatitis B, hepatitis A, sarampión, rubéola, paperas, gripe, HPV y poliomielitis.

Lavado de manos. Todos, niños y adultos, llevamos en nuestras manos distintos virus y bacterias, la principal causa de contagio de enfermedades. Razón por la cual es recomendable lavarse las manos con agua y jabón durante 20 segundos o incorporar el hábito de utilizar alcohol en gel.

El secreto de una buena alimentación. Una alimentación variada y saludable hace que los niños reciban una cantidad de nutrientes que les permiten crecer sanos con todas sus defensas capaces de combatir virus y bacterias.

En contacto con niños enfermos

Los virus y las bacterias se contagian de persona a persona, a través de sus secreciones, o por compartir objetos contaminados. Siempre que un niño esté enfermo no debe concurrir a la guardería, salita, escuela o visitar otro hogar hasta que hayan pasado entre 24 a 48 horas de su último pico de fiebre. Tomando estos recaudos, evitamos transmitir virus y bacterias a los niños que están sanos.

¿Cuándo lavarse las manos?

  • Antes y después de comer.
  • Antes y después de  ir al baño.
  • Cuando se está en contacto con superficies de mucho uso.
  • Después de viajar en transporte público.
  • Después de estar en contacto con gente enferma o sonarse la nariz.

Virus y bacterias

Los virus son agentes infecciosos de tamaño muy pequeño. A diferencia de las bacterias, pueden atravesar filtros de un diámetro de poros muy pequeño. Los virus son capaces de hacer copias de sí mismos (de replicarse) en las células vivas de su huésped y provocar una enfermedad.

Las bacterias son organismos formados por una sola célula y como máximo miden unas milésimas de milímetro, por lo que son demasiado pequeñas para poder verse a simple vista. Las bacterias se encuentran en nuestro planeta en prácticamente todos los lugares, incluso en los que tienen condiciones extremas de humedad, presión o temperatura.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo