?>
Tus hijos

Cómo limpiar los juguetes de los chicos

El lavado y desinfección de los juguetes y las superficies ayuda a reducir la propagación de gérmenes. Consejos para mantenerlos limpios y proteger a tus hijos del contagio de enfermedades.

Los chicos tocan todo lo que está a su alcance y se llevan las manos y objetos a la boca. Estas acciones facilitan el contacto con gérmenes y el contagio de enfermedades. Para evitar que esto suceda, el lavado y desinfección de los juguetes y las superficies es de suma importancia, especialmente en entornos de cuidado de niños u otras áreas donde hay muchos chicos juntos.

"Una recomendación es tener un contenedor para los juguetes sucios que esté fuera del alcance de su hijo. Cuando un juguete se ensucia se lo pone en ese contenedor. Si no se puede lavar los juguetes de inmediato, es una buena manera de recordar lavarlos después. Las superficies que pueden tener más gérmenes incluyen áreas para cambiar pañales, baños, baranda de la cuna, o áreas donde se preparan alimentos", indican a Tu Día desde la Asociación Argentina de Empresas de Juguetes y Afines (Aadeja).

La entidad brinda además, una serie de consejos útiles sobre la limpieza de estos elementos, teniendo en cuenta el material utilizado en su fabricación.

Peluches

» No laves en el lavarropas los juguetes que contengan una caja de música; juguetes viejos o frágiles; que tengan lentejuelas, cintas; juguetes con accesorios o rellenos con pelotitas de espuma.

» Para los juguetes que dicen sólo lavar a mano, hacerlo con agua y un detergente suave o shampoo para bebés. Sumergí un paño limpio y masajeá suavemente el juguete con movimientos circulares. Enjuagá bien el paño y eliminá el residuo de jabón. Dejá secar al aire.

Juguetes de plástico, goma o silicona

Sin pilas

1. Lavado. Poné un chorrito de detergente en un recipiente y añadí agua tibia. Limpiá frotando con un paño suave o un cepillo de dientes viejo. Enjuagá bien con agua fría.

2. Desinfección. Rociá los juguetes con una mezcla de alcohol y agua (mitad y mitad) y dejá reposar durante un minuto. Enjuagá de nuevo y poné a secar.

Con pilas

1. Lavado. No pueden ser sumergidos en el agua. Mojá un paño en agua con jabón y lavá el exterior del juguete con cuidado de no humedecerlo cerca de la caja de la batería (las pilas deben ser retiradas antes de la limpieza) o cableado. Aseguráte de que no se forme humedad en los huecos entre las piezas móviles.

2. Desinfección. Mezclá alcohol y agua en un recipiente, saturá el paño en la mezcla y escurrí bien. Limpiá sobre las partes "seguras" del juguete. El alcohol se seca rápidamente pero, si es necesario, podés limpiarlo para eliminar el exceso de humedad.

Muñecas con cabello

1. Cabello. Para el pelo de la muñeca (que son hebras delgadas de plástico) se pueden utilizar unas gotas de jabón líquido y masajear un poco el cabello, si el pelo se teje en el cuero cabelludo. Si el pelo está pegado, es probable que se caiga. Enjuagá bien con agua fría y secá. Idealmente, peinar para evitar que se enrede. Si el pelo está anudado o enredado, remojá las hebras en una taza con agua durante la noche y luego enjuagá. Peiná suavemente para eliminar los nudos. Nunca lo seques.

2. Cuerpo. Para eliminar marcas y manchas, hacé una pasta con aceite y bicarbonato de sodio. Con un hisopo de algodón, aplicá en las manchas con un movimiento circular, luego enjuagá el área con un paño humedecido. Aseguráte de no eliminar cualquier pintura (rasgos faciales, esmalte de uñas).Con la mezcla de alcohol y agua rociá el juguete de pies a cabeza. Después de un minuto, limpiá con un paño seco y listo. Corrosión de las baterías

Eliminá las baterías dañadas y lavate las manos. Con unos guantes y un paño suave o una toalla de papel, limpiá suavemente la mayor cantidad de ácido seco posible. Humedecé un paño suave con vinagre (o mezcla de agua y bicarbonato de sodio) y frotá sobre las zonas afectadas.

Si las áreas son pequeñas o de difícil acceso, se puede utilizar un hisopo de algodón para llegar a esos espacios más fácilmente.

Limpiá con un paño humedecido con agua y secá el compartimiento. Dejá que se seque completamente antes de volver a usar.

A saber

» Si estás en la calle y no podés limpiar adecuadamente el juguete, usá una toallita de bebé.

» Si no querés usar químicos, utilizá un limpiador al vapor y vaporizá los juguetes, corralitos, portabebés y sillas altas para la limpieza. Limpiá con un paño.

» Los juguetes para bebés y niños pequeños deben limpiarse una vez o dos veces por semana. Para lo más grandes, una vez al mes. Los peluches se pueden limpiar un par de veces al año.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo