?>
Tus hijos

Bebés: cómo prevenir accidentes domésticos

En Argentina, este tipo de accidentes constituyen, después de los siniestros viales, la principal causa de muerte entre los niños. ¿Cómo evitar riesgos en casa?

Con la llegada de un bebé al hogar, todo se altera: los horarios, los hábitos, la pareja, la economía, el descanso y también la seguridad. Aquello que uno daba por sentado o a lo que ni siquiera le prestaba atención porque no entraba en su radar de "riesgos posible", puede convertirse en una verdadera arma letal para el nuevo integrante de la casa.

Según la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), los accidentes domésticos que ocurren en nuestro país constituyen, luego de los siniestros viales, la principal causa de muerte entre niños y adolescentes (de 1 a 18 años). ¿Cómo hacer para evitar riesgos en casa?

Los niños están ávidos de conocer todo, investigan, toquetean y meten la mano en todos aquellos lugares que no deberían. Carentes de la sensación de peligro, si no tienen una barrera o un adulto que los vigile, principalmente cuando comienzan a gatear, desean experimentar con todo lo que esté a su paso. Entonces, los ahogamientos, electrocuciones y quemaduras, son más frecuentes de lo que imaginamos.

La cocina es el ambiente de la casa en la que más problemas se producen. Cajones mal cerrados, cubiertos al alcance de los niños, comidas y líquidos muy calientes a su altura, perillas que se abren fácil, y envases con contenidos tóxicos son determinantes para este tipo de accidentes.

El baño le sigue con ahogamientos por inmersión, intoxicación por monóxido de carbono al usar estufas de gas para calefaccionar la habitación, electrocución y quemaduras por agua caliente.

El living-comedor, si bien no es la mayor zona de riesgo, presenta riesgos como enchufes sin la tapa adecuada, lámparas de pie o de mesa con cables largos, prolongadores, zapatillas con enchufes múltiples y caloventores pueden atentar contra nuestro bienestar.

CompreSeguros.com, plataforma pionera en el rubro del cuidado del bebé, brinda una guía útil para cuidar a esa personita que da vueltas por toda la casa:

  • Cocina. Dejá la cuchillería bajo llave y prohibí al bebé que gatee en este lugar mientras estés cocinando.
  • Agua. Evitá dejar al bebé solo cerca de piletas o bañeras llenas. Un niño pequeño puede ahogarse en cantidades muy pequeñas de agua. También se deben colocar tapetes antideslizantes en el baño, dentro y fuera de la bañera, para prevenir golpes.
  • Sustancias tóxicas. Remedios, limpiadores e insecticidas, como también cualquier instrumento eléctrico como secadores de pelo, tostadoras, afeitadoras, entre otros, deben estar fuera del alcance.
  • Tomas eléctricas. Protegé con tapaderas y mantené en condiciones las instalaciones. Es clave esconder los cables detrás de los muebles o recubrirlos con protectores especiales.
  • Calefacción. Calefactores y estufas son altamente riesgosos. Disponé barreras protectoras en cada estufa para evitar posibles quemaduras.

 

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo