?>
Tus hijos

Bajo rendimiento escolar puede estar relacionado a problema de visión

La mayor parte de la información que recibe el cerebro, es a través de la vista. Por eso se suelen confundir problemas de aprendizaje con dificultades en la visión. Controles preventivos, la clave.

El bajo rendimiento escolar de uno de cada cuatro chicos puede estar relacionado con un problema de visión no descubierto a tiempo. Sucede que el 80 por ciento de la información que recibe el cerebro, llega a través del sentido de la vista. Por eso, se suele confundir problemas de aprendizaje con alguna dificultad en la visión.

El 25 por ciento de la población estudiantil tiene problemas visuales no detectados, como miopía (ver mal de lejos), hipermetropía (problemas de enfoque), astigmatismo (ver desdibujado de lejos y cerca) o ambliopía (ojo perezoso).

Si esos defectos no son detectados a tiempo y corregidos, la estimulación visual se vuelve deficiente durante el crítico período de desarrollo y plasticidad cerebral, que ocurre durante los primeros 8 años de vida.

El certificado oftalmólogo es un requisito para el comienzo de los primeros años de los diferentes ciclos lectivos. Pero para Betty Arteaga, oftalmóloga del Hospital Italiano, es altamente recomendable hacerlo todos los años, durante la educación primaria, al inicio de cada año escolar.

"Así evitamos problemas en la visión, que pueden afectar directamente al niño en su proceso de aprendizaje e incluso en su vida social", remarcó la médica.

Es conveniente realizar controles anuales hasta los 8 años de edad, período en el que finaliza el aprendizaje visual. A partir de esa edad, aunque no haya patología ocular ni sintomatología evidente, hay que efectuar controles oftalmológicos bianuales hasta la mayoría de edad.

Arteaga advirtió que los chicos, en la mayoría de los casos, no se encuentran en condiciones de determinar con precisión si no ven bien. "Es responsabilidad de los padres o tutores llevarlos al control correspondiente", subrayó la especialista.

Proteger los ojos desde la infancia es crucial para reducir significativamente el riesgo de problemas visuales en la adultez.

Signos de alerta

* Si el niño se acerca demasiado a la televisión o a un texto al leer o escribir.

* Entre cierra los ojos para mirar o enfocar.

* Se sale de los espacios al colorear un dibujo.

* Tiene bajo rendimiento escolar.

* Sufre de mareos, náuseas, dolor de cabeza o de los ojos.

* Tiene cansancio visual o enrojecimiento.

* Lectura lenta o déficit de atención.

* Parpadea o se frota los ojos en exceso.

* Desvía alguno de los ojos.

Controles oftalmológicos

» Recién nacidos para descartar afecciones graves.

» 6 meses de vida.

» 2 años y medio, para pesquisar estrabismos intermitentes.

» 6 años, para descartar defectos refractivos que alteran el aprendizaje.

  • Muy importante

Para aprender a ver, el ojo debe estar sano los primeros 6 a 8 años de vida.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo