?>
Tus hijos

13 razones, la serie que expone el bullying y el suicidio

Una serie de televisión que trata el suicidio adolescente y el bullying se convirtió en un suceso. Del por qué de todas las razones, hablan los especialistas.

Con el foco puesto en el bullying como causa, y el suicidio adolescente en el ojo de la tormenta como consecuencia, la serie Por 13 razones (del inglés 13 Reasons Why) se convirtió en un suceso del que todo el mundo habla.

El contenido original de Netflix está basado en el best seller de Jay Asher. Cuenta la historia de una típica alumna estadounidense de 17 años, víctima del acoso de sus pares, que se suicida. Antes, graba en casetes las 13 razones de su extremista decisión.

 

Hey, @itsmehannahbaker. Live and in stereo.

Una publicación compartida de 13 Reasons Why (@13reasonswhy) el31 de Mar de 2017 a la(s) 12:03 PDT

Más allá del interés que despertó, y sigue haciéndolo, son muchas más de 13 las razones para que tanto adultos como adolescentes vean esta serie. Tu Día habló con especialistas sobre si es recomendable que los chicos la vean, solos o acompañados por sus padres y si puede generar el efecto contrario al objetivo de sus productores, que es concienciar contra el bullying.

En la mira

Todos coinciden en que es una excelente oportunidad para poner el tema en el tapete y debatirlo entre todos, aunque con ciertos reparos, ya que los capítulos tratan diversos temas sensibles, como sexo, drogas, alcohol y violencia.

“Los contenidos que te permiten hablar sobre las cosas, siempre son buenos. Pero el tema no es el contenido o el mensaje de la serie, sino con quién la ves. Yo creo que censurar un contenido definitivamente no sirve”, afirma Jorge Bucay, escritor y psicólogo experto en autoayuda, quien visitará Córdoba el próximo 21 de mayo para hablar sobre vínculos difíciles.

Flavia Tomaello, periodista y escritora especialista en crianza, entiende que este furor tiene su parte positiva, porque le da a los adultos la oportunidad de poner el tema sobre la mesa.

Desde su perspectiva como psicólogo, el director de Decidir Vivir Mejor, Santiago Gómez, argumenta que tratar estas problemáticas de forma masiva tendría que servir para tomar conciencia y realizar un abordaje integral de la situación, en el cual participen profesionales de la salud, docentes y padres.

Acompañar

Los profesionales coinciden en que los padres no pueden ser actores ajenos y desconocer los riesgos a los que pueden estar expuestos sus hijos.

“Problemáticas como la del acoso entre pares pueden ser fácilmente erradicadas con la participación de los adultos, haciéndose cargo cada uno de lo que le corresponde”, opina Gómez.

En ese sentido, Tomaello aclara que hay que saber diferenciar el acoso de otros fenómenos de violencia. “El bullying es una práctica sostenida en el tiempo, sobre un sujeto que juega el rol de agredido, otro (u otros) que se pone en el rol de agresor y un grupo de espectadores silenciosos. Todos las personas tienen un papel en esto”, detalla.

Para Bucay, es aconsejable que todos los contenidos de este tipo sean vistos en compañía de los adultos, no sólo los referidos al bullying y suicidio adolescente.

“Ahora, el problema se traslada a otras cosas. Qué es lo que hace que un chico se suicide, sus relaciones, su vínculo con la familia y el mundo, la contención, son distintos disparadores. No se trata de prohibir que los chicos vean estas cosas ni que los padres estén temblando porque sus hijos ven estos contenidos. Si no podemos brindarles respuestas, acompañarlos, contenerlos, vamos a tener estos problemas”.

El diálogo y el debate, concuerdan los consultados, es la clave para habilitar la reflexión y posibilitar el diálogo que permitirá construir, en el mejor de los casos, las diferentes alternativas posibles.

  • Descubrir la realidad

La serie Por 13 razones se estrenó el pasado 31 de marzo, a nivel mundial. En menos de una semana, hubo más de tres millones de referencias en las principales redes sociales.

  • Un reflejo

Esta serie cala aún más hondo en la sociedad estadounidense, donde el suicidio es la segunda causa de muerte entre jóvenes de entre 10 y 24 años, según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

  • En Argentina

En el país, los suicidios tienen una tasa de 7,2 cada 100 mil habitantes, según cifras del Ministerio de Salud nacional citadas en un informe del Instituto de Neurociencias Buenos Aires (Ineba). El estudio sostiene que la cifra supera a la de muerte por homicidios.

  • Preocupante

Los datos globales del último informe de la prueba PISA dicen que uno de cada cinco alumnos secundarios sufre bullying. Otro estudio de la Unesco concluyó que Argentina lidera el ranking de insultos y agresiones físicas en los colegios.

Más peligros

Esta última semana también, las autoridades advirtieron sobre los riesgos a los que están expuestos los chicos y adolescentes en las redes sociales.

En este caso puntual, por la difusión del juego suicida Ballena Azul, de origen ruso, país donde ya murieron más de 130 personas a causa de su práctica. En Argentina, el Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Fiscalía de la Ciudad de Buenos Aires está investigando ocho casos.

El juego incita a sus participantes a cumplir un lista de 50 desafíos que son enviados día tras día por un curador a través de Facebook, Twitter o WhatsApp y que comienzan con la flagelación para finalmente concluir con el suicidio.

Como reacción contraria, las mismas redes sociales comenzaron a albergar páginas denominadas Ballena Rosa o Ballena verde que, en vez de desafíos autodestructivos, retan a los participantes a realizar acciones positivas o solamente esforzadas pero inofensivas, siempre en clave de lenguaje adolescente.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo