?>
Tus abuelos

Nutrición en la tercera edad ¿qué, cuándo y cómo comer?

Son muchas las preguntas que surgen cuando se piensa en la alimentación que pueden –o deberían- llevar los adultos mayores. Tu Día te ayuda a despejar dudas y te brinda algunos consejos para preparar comidas saludables y acordes con la edad.

A determinada edad ¿hay comidas o bebidas que deberían evitarse? ¿La dieta debería ser la misma para hombres que para mujeres? ¿Hay que hacer las cuatro comidas diarias o hay que comer solo cuando se tiene hambre? Son muchas las preguntas que surgen cuando se piensa en la alimentación que pueden o que deberían llevar los adultos mayores.

La Licenciada Virginia D´Altri, responsable del Servicio de Alimentación de Hirsch, Centro de Excelencia para Adultos Mayores y Rehabilitación, despeja estas dudas y brinda algunos consejos para preparar comidas saludables y acordes con la edad.

"A la hora de planificar una dieta para un adulto mayor debería tenerse en cuenta que sea individualizada, equilibrada en nutrientes, variada (con presentaciones atractivas y coloridas), con comidas fáciles de preparar, gustosas, de fácil masticación y digestión", aclaró la especialista.

En muchas ocasiones, la pregunta de rigor es qué tan importante es saber cuáles son las afecciones que tiene la persona. Siempre, conocer en que condiciones se encuentra el adulto es un factor de suma importancia. De las afecciones dependerá la selección de alimentos con las que se elaboraran las comidas, tipo de consistencia y fraccionamiento, entre otras.

Los sí y los no. Entre los que alimentos que son beneficiosos para todos los adultos mayores se encuentran aquellos que aportan nutrientes de suma importancia para conservar un correcto estado de salud (carnes, lácteos, frutas y vegetales, cereales y aceites). Pero también existen ingredientes, comidas o bebidas que no son recomendables. "En general, son desaconsejables los excesos en todas las comidas, pero más aún en lo que se refiere al café, azúcares y grasas", explicó D'Altri.

Y agregó: "Lo que siempre es recomendable es el consumo de líquidos como el agua, los jugos naturales; y las gelatinas (en lo posible, light) para mantenerse hidratado, especialmente en la época de calor".

Otro punto importante es la cantidad de comidas diarias. En lo posible, se deben hacer cuatro veces al día (desayuno, almuerzo, merienda y cena). Las personas mayores no suelen cenar, y sin embargo, es importante mantener siempre una comida liviana para evitar un largo período de ayuno y mejorar una serie de funciones metabólicas en el organismo.

"Hacer una correcta selección de alimentos es imprescindible para mejorar enfermedades. Algunos ejemplos claros son el consumo de vegetales para el tratamiento de la diabetes; la disminución o eliminación del consumo de sodio en personas hipertensas y la disminución de grasas en el tratamiento de dislipemias, entre otras", cerró la especialista.

Alimentos recomendados

» Carne de vaca, pollo, pescado, conejo. Aportan hierro y proteínas (imprescindibles para evitar la pérdida de masa muscular, algo muy frecuente en adultos mayores).

» Vegetales y frutas. Aportan vitaminas, minerales (principalmente si se las consumen crudas) y fibra, indispensable para mejorar la digestión y evitar la constipación.

» Lácteos como quesos, yogures y leche. Aportan calcio.

» Cereales como harina de maíz, fideos, arroz, aportan energía. Legumbres, como lentejas, o soja aportan proteínas, energía y fibra.

» Aceite para condimentar. Incorpora energía y vitamina E.

» Condimentos y especias, imprescindibles para realzar los sabores y aromas en las comidas, haciéndolos más apetecibles.

Aporte calórico

Debe hacerse la distinción, para hombres se calculan 2300 kilocalorías por día y para mujeres 1900 (si realizan alguna actividad física) y entre 1800/1600kcal si están en reposo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo