?>
Tu tecnología

Si te gusta el videojuego Dragon Ball Xenoverse, podés competir a nivel mundial

La firma Bandai Namco realiza un certamen online internacional. Todos los detalles para que participes en esta nota. 

Estamos hablando de un torneo mundial online. Si tenés el juego Dragon Ball Xenoverse, te podés medir con los mejores del planeta desde este 25 de agosto de 2015. Al torneo lo organiza Bandai Namco, la editora de este videojuego que tiene lo mejor del anime. En esta nota, todos los detalles para que puedas competir y probra en qué nivel estás.

PARA COMPETIR

Para jugar, tenés que ingresar acá: http://www.dragonballxenoverse.com/en/tournament/ 

DE QUÉ SE TRATA

El Torneo Mundial es un evento on line donde los jugadores de Dragon Ball Xenoverse pueden competir por la primera posición en batallas rankeables por partidas. Los competidores dignos podrán unirse al Torneo visitando la recepción del juego ubicada en el Terreno del Tiempo.

EL TORNEO QUE ARRANCA EL 25 DE AGOSTO

Hora: Desde el 25 de agosto a las 23:59 hs (8 a.m. PST) hasta el 30 de agosto a las 23:59 hs. de Argentina (7:59 a.m. PST)

Premio: Un título dentro del juego, que será mostrado arriba del avatar de jugadores top en la Ciudad Toki Toki. 

Detalles: El Torneo Preliminar estará abierto a todos los jugadores on line. Los jugadores entablarán combate en partidas “rankeables” para ganar puntos y convertirse en los líderes. Los ganadores de las rondas recibirán una invitación a las finales, que deberán confirmar para poder acceder a la misma.  

Finales del Torneo Mundial 

Fecha: 12 de Septiembre de 23.59 hs a 02.30 hs de Argentina (8:00 p.m. a 10:30 p.m. PST) 

Premios: Medalla Hercule, Set de 7 Bolas de Dragón y la inclusión del avatar del jugador en un tema a medida (Xbox 360, PS4, PS3, PC) o fondo de escritorio (Xbox One).

LAS REGLAS

Para leer las reglas oficiales, premios y detalles, por favor visitar el sitio oficial del Torneo Mundial http://www.dragonballxenoverse.com/en/tournament/. 

ASÍ ES EL JUEGO

Sumate a la conversación
Seguí leyendo