?>
Tu tecnología

Por qué bajó la fiebre del Pokémon Go

El tan esperado juego de realidad aumentada rompió récords en todo el mundo. Pero se desinfló tan rápido como se hinchó. De todos modos, al paradigmático caso nadie le puede quitar los laureles que supo conseguir.

Las leyes de la física parecen aplicarse también en el mundo virtual. En la Tierra, por efecto de la gravedad, todo lo que sube, siempre tiende a bajar. En los universos paralelos, en este caso la red, el mismo principio recae sobre sus composiciones.

En apenas horas, el fenómeno Pokémon Go, un juego para celulares de realidad aumentada, traspasó cuanta esfera se le interpuso y alcanzó una cumbre inalcanzable. Sin embargo, también en pocos días, el interés descomunal por la aplicación para dispositivos móviles se vino a pique. Los laureles que supo conseguir amortiguaron el derrumbe y le permitieron seguir en pie.

La aplicación revolucionó a fanáticos de los videojuegos, nostálgicos de la legendaria serie y neófitos tecnológicos. Su caso fue paradigmático, por donde se lo mire. 

Fue el más rápido en la historia en lograr 50 millones de descargas y obtuvo 45 millones de usuarios activos en cuestión de horas. El fenómeno se replicó en todo el mundo.

Pero, como todo lo que sube, siempre baja, la marea de este furor no pudo contra la física y también cedió. Tu Día habló con varios especialistas sobre las causas y consecuencias de por qué bajó la fiebre por la caza legal de bichos.

Kevin Janzen, integrante de la división tecnológica Gaming en Globant, asegura que no es ninguna sorpresa que la locura por la revolucionaria aplicación de realidad aumentada se haya enfriado, aunque aclara que eso no quita que el juego siga teniendo millones de usuarios y siga siendo un gran éxito comercial para sus desarrolladores.

Los motivos del estrepitoso abandono de los usuarios pueden encontrarse en diferentes elementos. Eduardo Aguirre, periodista especializado tecnología, se refiere al principal. "El furor mediático llevó a millones de personas que solo habían escuchado hablar alguna vez de Pokémon a instalar la aplicación para experimentar. Lo esperable era que esos usuarios dejaran de hacerlo y desinstalaran la app. Y así sucedió", subraya.

En el caso de las aplicaciones, todas tienen una curva ascendente y descendente que puede ser más o menos vertiginosa, dependiendo de las modas. Hay aplicaciones que crecen más lentamente y su descenso puede ser amesetado, conservando la cantidad de usuarios por mucho tiempo.

Al respecto, Guido Muzzachiodi, gerente de Marketing y Comunicación en EducacionIT, dice que el caso de Pokémon Go fue paradigmático: "su curva ascendente nunca antes fue vista. Ninguna otra app tiene números de descargas simultáneas en tan pocos días como este juego. Fue el más rápido en la historia en lograr 50 millones de descargas. Así y todo, pasada la moda, muchos dejaron de jugar".

Desinterés. En esa misma línea, Aguirre sostiene que los fanáticos también alzaron su voz. "La mayor crítica que los verdaderos fans del juego le hicieron al desarrollador está relacionada con lo repetitivo del juego y su lentitud para publicar actualizaciones".

Muzzachiodi insiste en que la falta de nuevos retos hicieron que muchos usuarios se aburran fácilmente y comiencen a dejar de jugar en primera instancia, y desinstalar la aplicación después. "Las cuestiones técnicas también llevaron al hartazgo. Es una app que consume muchos recursos del smartphone y no todos los teléfonos lo soportan. Además, pide actualizaciones constantes para que el juego funcione correctamente, lo que suele molestar", detalla.

Para Janzen, lo que ocurrió es que logró captar una audiencia que ni los mismos creadores habían previsto. La cantidad de usuarios llegó muy rápido a ser 50 veces mayor a la esperada y 10 veces mayor al caso más optimista.

Sin embargo, los expertos coinciden en que esta plataforma sigue teniendo millones de usuarios y que es un gran éxito comercial. Es uno de los juegos que más dinero genera, el tercero en la lista detrás de Clash of clans y del histórico Candy Crush.

Fin del auge

» En julio último, cuando se lanzó la aplicación, tenía alrededor de 27 millones de descargas diarias. Hoy, cuatro meses después, apenas llega a las 700 mil por día.

» La tendencia de pérdida de usuarios es a nivel mundial, aunque en Argentina la curva de caída es más pronunciada que en otros países.

» Entre el 20 y el 21 de julio de 2016, se produjo el pico de jugadores diarios de Pokémon Go, con una cifra cercana a los 45 millones de usuarios. Al mes siguiente, ese número disminuyó a unos 30 millones de usuarios. La progresión continúa en franca involución.

» Las cifras de descarga de Pokémon Go en el último tiempo hablan de 130 millones registrados en el primer mes por el Guinness World Records y de 500 millones de descargas sólo en Google Play.

» Luego de su lanzamiento en Latinoamérica, el 3 de agosto pasado, las cifras nuevamente comenzaron a descender. Google Trends (tendencias de búsquedas de los usuarios de la Internet) revela ese evidente desinterés de los jugadores.

» Clash Royale, un popular juego de batallas, acabó con el reinado de las criaturas.

» Según la firma de investigación App Annie, 1 de cada 10 dueños de smartphones en Estados Unidos sigue jugando. En Japón, es 1 de cada 4.

  • Resurgir

Se espera que Niantic Labs, la empresa que desarrolló el juego con el aval de Nintendo, libere al resto de las criaturas legendarias (721 en total) y habilite el enfrentamiento entre jugadores, como estrategia para darle un nuevo empujón a la aplicación.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo