?>
Tu tecnología

¿Estás todo el día frente a la compu? Ojo con el Síndrome de Visión Informática

El uso constante de computadoras, celulares y otros dispositivos móviles, representa un riesgo para la salud ocular. Fijate si eso te está afectando la visión.

A lo largo del día, son muchos los gestos o malos hábitos que realizamos y que, a largo plazo, pueden derivar en problemas para nuestra visión. Por ejemplo, leer con poca luz, pasar largos periodos de tiempo frente a pantallas luminosas, no usar los lentes adecuados que se adapten a constantes cambios de iluminación, y hasta posturas incorrectas pueden hacernos padecer el denominado “Síndrome de Visión Informática”.

Pablo Daponte, Presidente del Consejo Argentino de Oftalmología, explica que: “Al trabajar, estudiar o pasar muchas horas de ocio frente a distintos tipos de pantallas, como ser computadoras, tablets, televisores, celulares y otros dispositivos móviles, los ojos tienen que forzar su capacidad de enfoque y trabajo binocular que, a la larga, provoca alteraciones visuales por la demanda que exige. Sumado a que al mirar estos dispositivos electrónicos la frecuencia de parpadeo disminuye un 30% de lo usual. Esta disminución de la lágrima causa que la vista se irrite con más facilidad provocando la sequedad del ojo”.

Los síntomas del  Síndrome de Visión Informática pueden variar de una persona a otra, pero generalmente están asociados a irritación ocular, sensación de cuerpo extraño, visión borrosa, dolor de cabeza, cuello y espalda, dificultad para enfocar y vista cansada, explicó el médico oftalmólogo.

En la actualidad, quizá no sea posible que las personas reduzcan el uso de todas estas pantallas por el estilo de vida que ha creado la evolución de la tecnología. A pesar de ello, hay ciertas recomendaciones que pueden ayudar a reducir los síntomas de este síndrome:

 Mantener una buena postura y distancia frente al monitor de la PC, la televisión, y otros dispositivos móviles. 

 Reducir la luminosidad de los mismos al mínimo posible. 

 Frente a cualquier tipo de pantalla descansar la vista cada 40 minutos de uso, durante 5 minutos, fijando la mirada al punto más lejano posible y pestañee para hidratar los ojos.

 Considerar el uso de lentes fotosensibles, que se adaptan automáticamente a las diferentes condiciones de iluminación, mejorando el contraste visual en ambientes muy iluminados y ofreciendo una nitidez y claridad de visión al ser adaptables a los diferentes estilos de vida de cada persona. 

 Evitar frotar los ojos con las manos sucias.

 Emplear siempre buenas condiciones de iluminación, tanto en el hogar como en el trabajo.

 Conservar limpia la pantalla del monitor para facilitar la lectura y evite reflejos de otras fuentes de luz.

 Asistir a su médico oftalmólogo por lo menos una vez al año, para que realice una evaluación y pueda determinar las recomendaciones apropiadas.

Sin duda, la vista es uno de los sentidos que más utilizamos diariamente. De hecho, el 80% de la información que recibe el ser humano sobre su entorno es a través de los ojos. 

Por tal motivo, es necesario prestarles un poco de atención y entender que es muy importante protegerlos mediante el uso diario de lentes fotosensibles capaces de regular la cantidad de luz que ingresa a los ojos y que, a su vez, bloqueen 100% los rayos UV-A y UV-B, otorgando protección visual durante todo el día y en todas partes, especialmente en una época en la cual reciben cada vez más hostilidad.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo