?>
Tu tecnología

Cordobeses que se ganan la vida jugando videojuegos

Conocé a dos gamers que, por su talento y constancia, lograron hacer de su juego una actividad profesional, con Counter Strike y League of Legends.

Muchas veces se complica imaginar que un pasatiempo puede convertirse en una fuente de trabajo, a menos que salgas a gambetear en el potrero desde los 7 años. Los casos de Pablo Petrone y Joel Rivero te demuestran que lo que dicen algunos autores en sus libros de autoayuda, se puede volver realidad: El que quiere puede.

Podrían ser vecinos tuyos, compañeros del colegio o del club de fútbol. Pablo, apodado “Pablete” en Clan CoR de Counter Strike y Joel, apodado “Keane” en League Of Legends, ambos estudiantes que juegan desde que comenzó su adolescencia, hoy son citados desde equipos internacionales para formar parte de sus equipos.

Keane
“Al LoL (League of Legends) no lo elegí, un día allá por 2013 en la casa de mi primo lo vi jugar y me pareció bastante interesante. Lo probé y empecé a jugarlo, al principio, como a todo el mundo el juego me pareció horrible y difícil, no entendía nada. Moría todo el tiempo y la gente me insultaba y yo no entendía nada (se ríe), pero de a poco le fui agarrando la mano.”

Pablete
“Empecé a jugar counter a los 12 años. Me junté con otros amigos a competir hasta que nadie nos podía ganar y nos empezamos a contactar con gente de Buenos Aires. Con mi equipo entendimos que en Counter tenemos que hacer un equipo de cinco personas. Dos para un lado “A”, dos para un lado “B” y uno que “conecta” el mapa."

 

A sueldo
Pablo nos comentó cómo fue su llegada a Capital Federal. “Por primera vez en mi vida me pagaban sueldo para jugar. Entrenaba desde mi casa y dos semanas antes de los torneos me pagaban el pasaje y estadía para que yo jugara y entrenara en red LAN con ellos. Tocaba el cielo con las manos, en esa época (allá por el 2005) que te paguen por jugar un juego era algo impensado para Argentina. Era hermoso, torneos de 64 jugadores de altísimo nivel. Una locura.”

Por su parte, Joel relató cómo es su trabajo en LoL. “Depende de la casa deportiva, del jugador y de su desempeño personal así como también del contrato, un sueldo base para un jugador puede ir aproximadamente desde los $6.000  hasta sumas ridículas como $30.000 o $40.000”.

El jugador nos comentó que hace una semana llegó al top 12 del ranking “Challenger” y gracias a ese resultado ha sido convocado para probarse en un equipo internacional en los próximos meses.

 

La Clave del éxito
El “Ás del Sniper" en Counter nos comentó que para él, la clave está en no pensar que la plata es un fin. “Nos juntamos con mis amigos y planteamos: Somos amigos y somos buenos haciendo esto, lo convirtamos en algo profesional. Nuestra idea era hacer una empresa para jugar al counter, todo con el fin de que el dinero no sea un problema para poder hacer lo que nos gusta.”

“No hay nada más lindo que hacer lo que te gusta, con gente que te llevás bien y que lo sabe hacer bien”

Es una realidad, sólo es una cuestión de metas y búsquedas personales. ¿Cuántas horas diarias te animás a dedicar para cumplir tu sueño?

via GIPHY

Sumate a la conversación
Seguí leyendo