?>
Tu tecnología

Cordobeses idearon un dispositivo portátil de lectura artificial

Un aparato, del tamaño de un celular, permite convertir cualquier tipo de texto impreso a voz. Está pensado como herramienta tecnológica para personas con discapacidad visual.

Hace tiempo que la tecnología llegó para quedarse. A menudo irrumpe, sin pedir permiso, para facilitar desde actividades cotidianas hasta sofisticadas tareas. Su presencia ya casi ni se cuestiona y su implementación es, en definitiva, una valiosa herramienta a la que todos le echan mano.

Algunos avances tecnológicos, incluso, son el instrumento que media entre la inventiva y la necesidad. Como lo que empezaron a pergeñar, hace más de dos años, un grupo de estudiantes de ingeniería en el bar de la facultad. Formados bajo el concepto de la universidad pública, en el que prima la intención de devolver a la sociedad lo que ella aporta, tenían como principal objetivo materializar la tecnología en un dispositivo con un fin solidario.

De ese conjuro de ideas surgió Procer, un dispositivo portátil de lectura artificial para personas con discapacidad visual (ciegos, disminuidos visuales y disléxicos). El aparato, aproximadamente del tamaño de un celular, convierte cualquier texto impreso a voz para que lo puedan comprender las personas que poseen algún tipo de dificultad en la lectura.

"En un principio, pensamos el dispositivo sólo para ciegos. Pero cuando comenzamos a investigar para poder desarrollar el proyecto, nos encontramos con otras personas con discapacidades visuales, como los disléxicos", explicó a Tu Día Manuel Díaz Ferreiro, ingeniero ya recibido y uno de los cocreadores de Procer.

Fácil de usar

Entonces, pusieron circuitos en funcionamiento y crearon el lector artificial de textos impresos a voz, cuyo prototipo estará listo para el próximo mes de agosto. Este aparato puede leer cualquier tipo de texto impreso, como libros, diarios, revistas, folletos, menús de restaurantes, hasta identificar la denominación de billetes y obtener la información de facturas de servicios.

Respecto de su funcionalidad, Manuel contó que el aparato tiene una cámara incorporada que puede tomar distancia automáticamente, hacer foco, y realizar una fotografía de la imagen enfocada. En escasos segundo, la procesa y la convierte en voz. El equipo cuenta con un altavoz que le va informado al usuario cómo opera.

"Quizá su principal ventaja es que no necesita conexión a Internet para poder funcionar, lo que lo hace aún más accesible y portátil. El aparato se puede usar solo, o adicionar un escáner móvil o un pendrive", detalló el ingeniero.

El precio del dispositivo, en la etapa de prototipo, es un poco elevado. Sin embargo, si se logra el suficiente apoyo para el financiamiento, el costo del aparato se reducirá considerablemente en la etapa de producción masiva.

Un colectivo de aportes

Para poder industrializar el producto y venderlo, los ingenieros postularon su proyecto en la plataforma de financiamiento colectivo Ideame, y así recibir aporte de fondos para producir en serie.

El equipo, integrado por Mariano Lescano, Manuel Díaz Ferreiro, Julián Guerrero y José Ribodino, necesita 100 mil pesos para poder ejecutar una pequeña producción, aproximadamente 30 dispositivos. Hace 10 días que el proyecto está activo en la plataforma y los chicos ya llevan recaudado el 12 por ciento del objetivo planteado.

Los creadores cordobeses también participaron en un concurso de Bic Cristal, con este mismo proyecto, y quedaron entre los 10 finalistas. La próxima instancia será en Buenos Aires, y si quedan entre los primeros puestos pueden llegar a obtener un premio de hasta 40 mil pesos, dinero que obviamente destinarán a la realización de su plan.

La cuadrilla de trabajo se completa con Gabriel Terradillos, diseñador industrial que asesora al equipo para la producción del dispositivo.

Cómo funciona el Procer

* El aparato adquiere la imagen deseada, utilizando la cámara incorporada o usando un escáner portátil.

* Una computadora interna realiza el procesamiento de la información.

* Realiza la conversión y el sonido se reproduce por un parlante o auricular.

* El dispositivo interpreta diferentes fuentes de información.

  • Para colaborar

» Se puede aportar dinero, mediante el financiamiento colectivo en la página de Ideame.

» Aún quedan 50 días para convertirse en activista y poder colaborar con un aporte monetario.

» Las recompensas van desde diplomas hasta reconocimientos como sponsor y el máximo colaborador se lleva un dispositivo gratis.

» A partir de noviembre próximo también se pondrá a la venta el prototipo de Procer.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo