?>
Tu tecnología

Cómo se hace un videojuego

La forma en la que se desarrolla un videojuego fue evolucionando. Hoy en día, para crear el dispositivo se necesita un equipo multidisciplinario, años de trabajo y mucho dinero.

Lo fácil (o complicado) que sea jugar un videojuego, nada tiene que ver con todos los recursos que se necesitan para su creación. Lo divertido (o aburrido) que resulte, tampoco tiene relación con el trabajo que conlleva. Lo cierto es que para hacer estos dispositivos electrónicos, hace falta mucho más que imaginación y creatividad.

Tu Día habló con Kevin Janzen, miembro del Studio de Gaming en Globant, una compañía digital de servicios de tecnología con sedes en la capital cordobesa. El desarrollador cuenta todos los secretos sobre el proceso de realización de estos entretenimientos, un trabajo que lejos está de ser un juego.

La forma en la que se desarrolla un videojuego fue evolucionando con el paso de los años, y en función de la tecnología. En épocas del Atari 2600, por ejemplo, eran desarrollados por equipos muy chicos, generalmente unipersonales. La misma persona que ideaba el juego era la que lo programaba, diseñaba el arte visual y el sonido (casi siempre muy rudimentario, debido a las limitaciones tecnológicas) y lo testeaba.

"Hoy, se necesita un grupo multidisciplinario donde cada persona aporta en un aspecto del juego. En general, los equipos oscilan entre una decena y cientos de personas, dependiendo de la magnitud de la producción del videojuego", enumera el especialista.

Existen motores de desarrollo gratuitos que facilitan las rutinas de programación de un juego, pero para utilizarlas hay que tener conocimientos de lenguajes de programación. También es necesario saber manejar herramientas de diseño y modelado en 2D ó 3D, según el tipo de juego. Los diseñadores, además, son claves en la industria, ya que se encargan de idear juegos divertidos, adictivos y que generen satisfacción al progresar o resolver los desafíos.

Elevados costos.

Un videojuego Triple A (término que se refiere a la clasificación más alta de costos de producción de un juego) requiere normalmente más de 100 personas para desarrollarse, y cuesta millones de dólares en producción y otro tanto en marketing. "En la medida que el acceso a la tecnología lo fue permitiendo, los videojuegos fueron aprovechando esa capacidad de procesamiento disponible, requiriendo cada vez de más gente para su desarrollo", explica Kevin.

El videojuego más costoso hasta hoy es Destiny. Se estima que en total, sumando producción y marketing, costó unos 500 millones de dólares.

Respecto del tiempo, desarrollar un videojuego es una tarea que puede llevar desde algunos meses hasta varios años. Normalmente el ciclo de un videojuego Triple A es de 3 años en promedio. "De hecho, en diciembre de este año vamos a ver finalmente la salida a la venta de dos títulos que llevan infamemente 10 años de desarrollo, el Final Fantasy XV y The Last Guardian", adelanta el programador.

Otro aspecto importante y costoso en la industria de los juegos electrónicos es la inmediata reacción que hay que tener ante los avances tecnológicos. Tradicionalmente, los videojuegos daban saltos generacionales en la medida en que las empresas que desarrollan el hardware (Sony, Microsoft y Nintendo) lanzan sus nuevas consolas. Sencillamente porque eso define el marco tecnológico sobre el cual se desarrolla de cara a los próximos años.

"En la medida que la tecnología impulsa ciclos más cortos de hardware, resulta más difícil amortizar esos costos", agrega el partner de Globant.

De todos modos, las nuevas versiones de las consolas de Sony y Microsoft (Playstation 4 Pro y Project Scorpio) serán compatibles con los juegos para los modelos que se consiguen hoy en el mercado.

  • Excepción

En el ambiente de los videojuegos independientes, aún existen casos en los que el juego entero es realizado por una única persona.

Una profesión

En los últimos 10 años, las carreras de nivel terciario para crear y desarrollar videojuegos se multiplicaron. En todo el país, ya hay más de una decena de universidades privadas y públicas que dictan tecnicaturas de tres años de duración.

La Asociación de Desarrolladores de Videojuegos de Argentina (Adva) estima que en el territorio argentino existe un centenar de empresas que se dedican al desarrollo de videojuegos. La mayor parte de ese material, alrededor del 95%, se exporta.

En Córdoba, la Universidad Blas Pascal (UBP) dicta la diplomatura en Producción de videojuegos, destinada a emprendedores, desarrolladores independientes y productores de estrategias de gamificación. No es necesario tener título de grado.

En la Universidad Siglo 21, en tanto, se puede cursar la Tecnicatura en Diseño y Animación Digital. Es una carrera de pregrado de dos años y medio de duración.

También esa casa de altos estudios dicta, completamente on line, el curso de Documentación de Diseño de Videojuegos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo