?>
Tu tecnología

Análisis, imágenes y videos de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain

Si no es el juego del año, pega en el palo. Es de acción y sigilo y tiene unos gráficos y una jugabilidad impresionantes. Te mostramos cómo es. 

Septiembre de 2015 será un mes inmortal para el mundo de los videojuegos. Y gracias a Metal Gear Solid V: The Phantom Pain. Si no es el juego del año, pega en el palo. Por jugabilidad, por gráficos, por la historia, por todo, es una pieza de colección que todo gamer debe probar, sea seguidor de la serie Metal Gear Solid o no.

Es una creación de Hideo Kojima, un Einstein de los videojuegos, una auténtica celebridad del gaming por hacer posibles los imposibles en términos de entretenimiento. Cualquiera de los muchos apodadores cordobeses que hay en esta ciudad le diría Idea Kojima por sus genialidades. Las cuales se disfrutan en el video propio (y comentado) que se ve al inicio de esta nota.

Metal Gear Solid V: The Phantom Pain es, técnicamente, un juego de acción y sigilo. Lúdicamente, es una pieza de culto. Llanamente, es un juego en el que un soldado de elite tiene que cumplir misiones de asalto, rescate o eliminación de objetivos en lugares invulnerables. 

La firma japonesa Konami es la distribuidora del juego, que salió a la venta el 1 de setiembre para Playstation 3 y 4, Xbox One y 360 y también PC. Su valor va desde los 500 pesos. Por la gestión de Iván Chapela y Fabián Castaño, de prensa Konami para Latinoamérica, Día a Día probó este alucinante Metal Gear Solid (MGV) en su versión para Playstation 4. 

Resumiendo, el juego se divide entre las misiones en el campo de batalla y las tareas en la Base Madre, donde todo es gestión para que, luego, las misiones puedan ser completadas. Y también hay un modo online.

Antes de infórmate sobre las particularidades de cada una de estas características, prepárate unos mates y mirá el inigualable inicio que tiene el juego. Está en este video propio de Día a Día. Dicen en Twitter que es el mejor de todos los tiempos. 

LAS MISIONES

La ambientación gráfica te hace sentir parte de la aventura. Se transmite la suave adrenalina del sigilo y el frenetismo de los disparos. Si fuera un shooter, MGS sería el mejor. Y los combates cuerpo a cuerpo, de alto vuelo, se sienten “realistas”. Todo es “realista”. 

Hasta se puede elegir la manera de llevar a cabo una misión. Rompiendo todo a puro ataque o haciendo un ruido nulo en medio de la noche. 

Esa libertad está lograda por los controles. Manejar a Big Boss es manejar a “una persona”, no a un personaje de videojuegos. No se mueve más rápido de “lo normal”, no hace “cosas de superhéroe”. El control es la magia del juego. 

Andar a los tiros contra cinco, es derrota segura. Los efectos de los disparos que conectan a los rivales, son mejores que los de las películas. 

Cada misión tiene créditos, como si se tratara del capítulo de una serie. Las misiones suceden en Afganistán y en su escenario desértico. O en África, con condiciones opuestas. Esos capítulos hacen a una historia que enganchará al fanático de la serie y a quien lo juega por primera vez. 

Luego de cumplir con algunas misiones, se las puede rejugar en modos como Subsistencia (arrancás sin equipamiento), Camuflaje Total (si te ven, fuiste) y el nivel extremo, en el que, dicho en cordobés, es difícilazo. 

Big Boss no trabaja solo en las complejísimas misiones que tendrá el juego.

Tiene un caballo, D-Horse. 

DD, un perro que es una ternura de bebé y luego es un arma letal. 

D-Walker, algo así como un caminador robot. 

Y Quiet, una guerrera letal. Cuya belleza y talento se puede ver en el siguiente video subtitulado. 

LA BASE MADRE

Se trata de la gestión de armamento y del personal, que al protagonista le hace el saludo militar (llevarse la mano a la frente) cada vez que lo ve. 

Por trazar una comparación que pueda ser más comprensible, se trata de ser lo que un dirigente o un director técnico es para un equipo de fútbol. 

La dinámica de lo que ocurre en la Base Madre es alucinante. Hay secciones de armamento y de inteligencia, por ejemplo. Están los que trabajan para que la estación funcione, los operarios. Y también hay que gestionar sus humores.

Planteado más claramente, sos el soldado que se infiltra en las misiones y sos el que administra a todo un ejército de élite. Hasta cuánto se va a gastar para remodelar y usar armamentos. Hacer un rescate con tantos helicópteros y soldados, tiene un precio. 

Exactamente todo lo que se puede hacer en la base y todo lo que se puede ver está explicado en este video de Konami, subtitulado y simple de entender.   

EL MODO ONLINE

Al momento de hacer esta nota, los servidores no funcionaban. Igualmente, Konami explicó a través de un comunicado de qué se tratará.

"El juego también incluye un enorme modo online multijugador, el sistema Forward Operating Base (FOB). FOB actúa como una extensión de la Mother Base y puede incrementar tus beneficios, recursos y personal. Sin embargo, construir una FOB no está exento de riesgo. Como las FOBs están en lugares remotos lejos de tu Mother Base, son susceptibles de ser atacados por otras fuerzas armadas privadas rivales. Otros jugadores online pueden ponerte en el objetivo y robar tus recursos y tu personal de tus FOBs, pero en contrapartida tú también podrás invadir los suyos. Para minimizar esas amenazas los jugadores pueden implementar varios sistemas de seguridad para responder contra los intrusos". 

Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, un videojuego de colección. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo