?>
Tu salud

Recomendaciones para potabilizar el agua y evitar enfermedades

El agua puede ser una fuente importante de microorganismos infecciosos, transmitiendo enfermedades. Por eso, hay que desinfectarla.

Las inundaciones es el tipo de desastre natural más recurrente tras una temporada de muchas lluvias, sobre todo intensas precipitaciones en un corto período de tiempo. Argentina se ubica entre los 14 países del mundo más afectados por crecidas, y en Córdoba, las sierras chicas no escapan a este fenómeno.

Uno de los problemas más serios que empeora este tipo de situaciones es la contaminación o la falta de agua potable durante las inundaciones. La escasa disponibilidad de agua segura para la ingesta, sumado a la contaminación de las fuentes de origen del líquido elemento, crea condiciones que favorecen enfermedades y epidemias.

Para potabilizar el agua en las zonas afectadas por las inundaciones, Clorox Argentina y la Fundación Centro de Estudios Infectológicos (Funcei), brindan recomendaciones para evitar enfermedades producidas por el líquido contaminado.

El agua puede ser una fuente importante de microorganismos infecciosos, transmitiendo enfermedades. Por eso, tanto para beber como para cocinar o lavarse los dientes, es importante purificarla. Se recomienda hervirla durante cinco minutos o desinfectarla con lavandina.

Para desinfectar con lavandina, hay que utilizar un filtro para quitar los materiales suspendidos en el agua. Luego, colocar el agua en un recipiente limpio y agregar lavandina a una razón de 2 gotas de lavandina por cada litro de agua. Dejar reposar el agua tratada durante 30 minutos. El agua debidamente tratada debe tener un leve olor a cloro. El sabor a lavandina se puede eliminar pasando el líquido por recipientes limpios varias veces.

Por otra parte, desde Funcei aconsejaron realizar una limpieza a fondo de todas las superficies sólidas (pisos, concreto, mesadas, muebles metálicos y de madera) con agua caliente y detergente. Luego, desinfectar con una solución formada por una taza de lavandina por cada cinco litros de agua.

Los especialistas también recomendaron arrojar a la basura tablas de madera, tetinas de mamaderas y chupetes que hubieran sido afectados por las aguas contaminadas. Estos artículos no pueden ser desinfectados en forma apropiada.

Otras recomendaciones

  • Lavarse las manos frecuentemente antes de comer o preparar alimentos, después de ir al baño y después de tocar elementos contaminados con aguas de la inundación o de desagüe.
  • Toser y estornudar cubriéndose con el antebrazo para evitar la propagación de gérmenes.
  • Ventilar y airear los ambientes.
  • Aquellas superficies que entran en contacto con los alimentos deben ser limpiadas y desinfectadas correctamente.
  • Desinfectar también los juguetes plásticos de los niños.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo