?>
Tu salud

Por qué nos duele la espalda

A diferencia de la dolencia de origen mecánica, debido a movimientos o posturas, el dolor de espalda crónico no mejora con el reposo y se incrementa con el tiempo. Cómo tratarlo.

El dolor de espalda que permanece más de tres meses se agrava con el paso del tiempo y afecta la calidad de vida de las personas en forma progresiva. Esta dolencia que pareciera no tener fin podría deberse a una enfermedad crónica autoinmune, denominada espondilitis anquilosante. Esta condición suele aparecer en hombres jóvenes, de entre 20 y 30 años, quienes rara vez sospechan que se encuentran ante una afección reumática.

"Se trata de una enfermedad reumática que compromete las articulaciones, principalmente de la columna, generando rigidez y limitación funcional. Por ser también una afección sistémica, daña a otros órganos, como ojos, intestino, corazón y pulmón, así como a los lugares donde los tendones y los ligamentos se unen a los huesos", detalló Marcos Rosemffet, médico del Instituto de Rehabilitación Psicofísica (IREP).

Respecto del tratamiento, el especialista aclaró que el origen de este dolor es inflamatorio y no mecánico (el más frecuente), por lo que su abordaje terapéutico es muy diferente. "En un individuo joven con dolor de espalda, que dure más de tres meses y que presente estas características, se aconseja realizar la consulta con el médico", recomendó el presidente del Comité Científico de la Sociedad Argentina de Reumatología.

El diagnóstico se confirma con cuestionarios, mediciones, pruebas genéticas de laboratorio y estudios de imágenes que, en conjunto, permiten arribar al diagnóstico, conocer el estado del paciente y hacer un seguimiento de su evolución.

Su cura incluye antiinflamatorios no esteroides, corticosteroides y drogas modificadoras del curso de la enfermedad complementadas con un plan de rehabilitación. También se utilizan, con muy buena respuesta, las terapias biológicas. "En general, se cree erróneamente que las enfermedades reumáticas sólo afectan a gente de edad avanzada. Por el contrario, existe compromiso desde la niñez, por lo que siempre se debe estar alerta, sobre todo en casos en los que la genética juega algún rol, como en la espondilitis anquilosante", resumió Rosemffet.

Origen

Esta enfermedad autoinmune tiene un componente hereditario, además de factores genéticos y ambientales.

Para tener en cuenta

  • El dolor de espalda es muy frecuente: 8 de cada 10 personas lo experimentarán en algún momento de su vida.
  • Es una importante causa discapacidad y una de las principales causantes de ausentismo laboral.
  • Más de la mitad de los pacientes con dolor de espalda crónico puede sufrir insomnio.
  • Los pacientes con dolor de espalda pueden sufrir severo estrés emocional y afectar sus relaciones interpersonales.
  • En el caso del dolor mecánico, el efecto de descanso prolongado tiende a aliviar el dolor, mientras que en el dolor inflamatorio se agrava la dolencia.
  • El efecto del ejercicio en el dolor mecánico usualmente empeora, mientras que en el inflamatorio alivia el trastorno y el entumecimiento.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo