?>
Tu salud

Pacientes con Epoc deben cuidarse más en invierno

Las infecciones respiratorias, propias de los meses más fríos del año, pueden agravar el cuadro de pacientes con Epoc. Cómo cuidarse en invierno.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Epoc (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) es la tercera causa de mortalidad en el mundo. Afecta aproximadamente al 10 por ciento de la población mayor de 40 años y esta cifra es mucho más elevada entre los fumadores: 2 a 3 de cada 10 desarrollará esta afección a lo largo de su vida. En Latinoamérica, se estima que el 13,6 por ciento de los habitantes la tiene, pero solo 1 o 2 de cada 10 lo sabe.

La Epoc es una enfermedad crónica fundamentalmente causada por el habito de fumar, y en un menor porcentaje en personas que están expuestas al humo de biomasa (uso de leña para calefaccionar o cocinar). Afecta los bronquios y el tejido pulmonar, obstruyendo el paso del aire y dificultando la respiración.

En el período invernal, caracterizado por las bajas temperaturas y el aumento de las infecciones respiratorias, los pacientes que sufren esta dolencia deben tomar mayores recaudos ya que tanto la gripe como la neumonía representan un riesgo potencial.

Daniel Pascansky, jefe de Neumonología del Sanatorio de los Arcos, explicó que esta afección no se cura, aunque aclaró que es posible detener la progresión del daño y mejorar tanto los síntomas como la función pulmonar. "Para eso, los pacientes deben dejar de fumar de manera decisiva. A su vez, es prioritario que todos reciban vacunación antigripal cada año. En los casos más severos, se aconseja la vacunación antineumococcica", detalló el especialista.

Existen tratamientos farmacológicos que mejoran la calidad de vida y evitan las exacerbaciones, pero cada caso debe ser evaluado en forma personal por un neumonólogo. Por eso los médicos hacen hincapié en un diagnóstico precoz, prevención y tratamiento en esta época del año.

Cómo cuidarse

» Evitar el frío y los cambios bruscos de temperatura.

» Aplicarse la vacuna antigripal cada año, que no solo reduce la posibilidad de engriparse sino que previene las complicaciones severas producidas por el virus de la gripe.

» Evitar el contacto directo con personas que estén cursando procesos infecciosos para reducir el contagio.

» Lavarse frecuentemente las manos y airear habitaciones y ambientes.

» Vacunación antineumococcica en los pacientes más severos.

» Si aumenta la tos, la cantidad de las flemas o cambio en el color o tiene mayor falta de aire, consultar con el médico de cabecera.

Población de riesgo

Personas mayores de 40 años que fuman o dejaron de fumar, que tengan síntomas como tos, expectoración o flemas, silbidos en el pecho, cansancio o falta de aire asociado al caminar o hacer ejercicio, deben realizarse una Espirometría.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo