?>
Tu salud

Mindfulness: la técnica para entrenar la mente

La técnica de mindfulness es una de las prácticas para entrenar la mente. Se basa en la meditación budista y con ella se consigue flexibilizar, disciplinar y fortalecer el cerebro.

Igual que el cuerpo, la mente mejora notablemente cuando se la entrena. Ejercitarla a diario, ponerla en marcha e impedir que se llene de telarañas, es fundamental para que funcione mucho mejor.

Una de las técnicas para ejercitar el cerebro es el Mindfulness, basada en la meditación budista y adaptada por el psicólogo John Kabbatzinn a las necesidades occidentales. Con más de 30 años en acción, esta práctica permite flexibilizar, disciplinar y fortalecer la mente.

Solange García Bardot, psicóloga y miembro del Instituto Sincronía, aseguró que la propuesta es simple y está al alcance de todos. "Se trata de activar y profundizar capacidades con las que ya nacemos. La instrucción base es poner la atención en el momento presente y seguirlo momento a momento. Este ejercicio de redirección de la curiosidad despierta capacidades mentales que no utilizamos habitualmente, por estar con la cabeza en lo que vamos a hacer (futuro) o en lo que ya hicimos (pasado)", detalló.

Concretamente, Mindfulness flexibiliza la mente, dando la oportunidad de responder desde la experiencia presente. La no reacción es una de las prácticas de esta técnica: observar con curiosidad el momento presente sin reaccionar frente a él, atender a lo que pasa, pero suspendiendo la tendencia a reaccionar a los estímulos dejando simplemente que las cosas sean.

Para lograr estar presentes en el presente, se utilizan ejercicios que anclan la mente en el cuerpo, los sentidos, la respiración, y que sirven de anzuelo a la mente para poder permanecer en el aquí y ahora. Son prácticas simples, como el de escaneo del cuerpo, o conectar con la respiración observando su ciclo de exhalación e inhalación. El objetivo es llevar la atención a los sentidos y conectar con lo que sucede, de una manera simple, sin juzgar, ni racionalizar.

Como consecuencia de esta técnica, emergen sentimientos de ecuanimidad, coherencia y lucidez mental. Cuando la mente se instala y acompaña el momento presente, permite que todo lo que existe en ese momento surja libremente, sin intentar cambiarlo, sin juzgar, ni controlar, generando una actitud abierta a la novedad de cada momento, atendiendo a las sutiles diferencias.

"Cuando la mente se instala y acompaña el momento presente, permite que todo lo que existe en ese momento surja libremente, sin intentar cambiarlo, sin juzgar, ni controlar, generando una actitud abierta a la novedad de cada momento, atendiendo a las sutiles diferencias", concluyó García Bardot.

De qué se trata

El Mindfulness se basa en la atención plena al presente, momento a momento, sin hacer juicios y con una actitud de aceptación.

Cómo se practica

  • Mindfulness, o atención plena, es la conciencia del momento presente. Es vivir aquí y ahora.
  • A través de la atención, la mente se queda en el presente, sin enredarse en el pasado ni preocuparse por el futuro.
  • El efecto de esta práctica es la paz mental.
  • La meditación es uno de los ejercicios más populares y tradicionales para alcanzar el Mindfulness. Ocupa el primer lugar en la lista de prácticas relacionadas con este concepto.

Qué aporta esta técnica

  • Cambiar hábitos mentales disfuncionales
  • Disminuir el cansancio
  • Potenciar los resultados de lo que se hace
  • Regular el estrés y las emociones
  • Desarrollar la atención y concentración
  • Mejorar la relación con uno mismo y con los otros
  • Ampliar la capacidad  empática y compasiva
  • Disminuir síntomas físicos y psicológicos
  • Desarrollar la habilidad para relajarse
  • Aprender a tolerar el dolor
  • Aumentar el entusiasmo y la energía
  • Mejorar la respuesta autoinmune
  • Desarrollar la capacidad de aceptación

Sumate a la conversación
Seguí leyendo