?>
Tu salud

Los cálculos renales, una piedra para el 10% de los argentinos

Los cálculos renales son una enfermedad mucho más común de lo que se piensa. El 10% de los argentinos tiene riesgo de sufrirla. Cómo detectar y tratar este mal.

La litiasis renal o cálculos renales, también conocida popularmente como piedras, es una enfermedad que se caracteriza por la formación de cálculos (litos) en el riñón, a partir de la combinación de componentes presentes en la orina (calcio, ácido úrico, magnesio, entre otras) con otras sustancias.

Se trata de una afección mucho más común de lo que se piensa. En Argentina, casi dos millones de personas padecen cálculos renales, mientras que alrededor de un 10 por ciento de la población tiene riesgos de padecerlos en algún momento de su vida. Una vez que se forma un cálculo, se duplica la probabilidad de que se forme otro en el transcurso de los 7 años siguientes.

A pesar de los mitos en torno a este mal y su tratamiento, en la actualidad es mucho más simple eliminar los cálculos con métodos mínimamente invasivos, muy efectivos y en muchos casos ambulatorios.

Fernando Monti, jefe de urología, aclaró que la litiasis es tratable, pero no prevenible. "No obstante, existen ciertos factores que pueden mitigar su gravedad, tales como los asociados al tipo de dieta y beber suficiente cantidad de líquido, en especial agua", remarcó el especialista.

Si bien puede aparecer a cualquier edad, las investigaciones demuestran que este mal es dos veces más frecuente en varones que en mujeres. La incidencia pico en hombres se observa alrededor de los 30 años, mientras que en mujeres tiene lugar en dos momentos, hacia los 35 y hacia los 55 años de edad.

Cómo tratar la litiasis

Respecto del tratamiento, Monti explicó que el más sencillo y menos invasivo es la litotricia extracorpórea, que consiste en entregar ondas de choque de alta frecuencia desde el exterior. Se realiza con un sofisticado equipo, que localiza y posiciona el cálculo a través de rayos X o ecografía, y pulveriza el cálculo con reiterados disparos.

En casos de litiasis de menor tamaño y resistente al tratamiento con ondas, se utiliza la ureterorenoscopia flexible y litotricia por láser de holmio, que es la máxima expresión tecnológica debido a la complejidad de los equipos y la exigencia técnica. El equipo médico realiza un ascenso, por orificios naturales y sin cortes en la piel, con el equipo óptico flexible y con un láser se destruyen los cálculos.

Para litiasis de mayor tamaño y más complejas dentro del riñón, la nefrolitotricia percutánea es el procedimiento quirúrgico indicado. Consiste en una punción realizada bajo control radioscópico en las cavidades renales donde se encuentran los cálculos.

  • Síntomas

» Cólicos renales.

» Dolor lumbar muy intenso que no calma con la posición y que se hace crónico e irradia al abdomen y miembros inferiores.

» Infecciones urinarias a repetición.

» Presencia de sangre en la orina.

» En casos extremos, sin tratamientos adecuados en tiempo y forma, puede provocar la anulación funcional de los riñones o insuficiencia renal de diversos tipos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo