?>
Tu salud

La pasta, con moderación, no engorda

Típica comida italiana, base de la dieta mediterránea, siempre tuvo mala fama. Hasta ahora, que la ciencia la reivindica. 

Un reciente estudio del Departamento de Epidemiología Neuromed de Pozzilli, en Italia, llegó a la conclusión que la pasta no engorda. Al contrario, las personas que comen pasta con moderación (50 gramos al día) tienden a estar más delgadas y en forma que aquellas que limitan su consumo.

El estudio analizó los beneficios de la dieta mediterránea, examinando los hábitos alimenticios y la forma física de más de 23 mil italianos.

Los investigadores demostraron que el consumo de pasta no está relacionado con un mayor peso corporal, sino que al contrario de lo que se ha pensado siempre, quien come pasta habitualmente tiene un índice de masa corporal más bajo y menor circunferencia abdominal, sobre todo si se es mujer. 

Para que realmente sea beneficioso para la salud, la investigación también determinó qué tipo de pasta es la más adecuada y cómo comerla.

La pasta al dente, por ejemplo, tiene un índice glucémico más bajo que la pasta más cocida. También los spaghetti tienen un índice glucémico menor que la pasta corta (fusili, macarrones).

Lo más importante es comerla como se hace en la dieta mediterránea: con tomate, verduras o un poco de aceite de oliva.

Los carbohidratos complejos de la pasta en el contexto de la dieta mediterránea, es decir, respetando la variedad de todos los elementos (frutas, verduras, pescado y carnes blancas), son beneficiosos para la salud. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo