?>
Tu salud

El excesivo uso de dispositivos móviles genera problemas cervicales

El denominado cuello de texto, o síndrome de cuello de mensaje, es una lesión cada vez más frecuente. Tiene su origen en la adicción a los dispositivos móviles y afecta la cabeza, los hombros y el cuello.

Ya no hay dudas que las tabletas y los celulares inteligentes (smartphones) llegaron para quedarse tanto en la vida de chicos como de grandes. En muchos sentidos, colaboran y facilitan la vida. Sin embargo, también pueden provocar nuevas patologías, como dolores cervicales y tendinitis en dedos y muñeca.

El cuello de texto (textneck), o síndrome de cuello de mensaje, es una dolencia cada vez más común que se produce por la cantidad de horas que las personas pasan mirando las pequeñas pantallas con el cuello flexionado. Se trata de un dolor en el cuello, cabeza y hombros, causado justamente por la posición hacia delante y hacia abajo, que ejerce una fuerte presión sobre la columna vertebral.

Para Marcelo Barroso Griffiths, quiropráctico e integrante de la Asociación Quiropráctica Argentina, este trastorno lo sufren los adictos a la tecnología, porque tiene relación directa con la cantidad de tiempo que las personas pasan con el móvil o cualquier otro dispositivo en la mano, revisando distintos contenidos.

"Esta postura antinatural puede llegar a alterar la curvatura original de la columna vertebral, evitando que podamos corregirla, en los peores casos. De este modo, el uso tecnológico en exceso está resultando muy peligroso para el cuerpo humano".

Analía Estrada, kinesióloga, graficó que el gesto de inclinar la cabeza 60 grados (la curvatura que toma al mirar el celular) supone para la espalda un esfuerzo equivalente a cargar sobre los hombros 27 kilos. "El mal uso de las nuevas tecnologías también tiene consecuencias para la salud. Puede derivar en procesos inflamatorios y en problemas cervicales, porque una mala posición de la columna produce contracturas musculares", indicó la especialista.

Pura física. La cabeza humana pesa alrededor de 6 kilos. Sin embargo, a medida que el cuello se inclina hacia adelante y hacia abajo, esa gravedad en la columna cervical comienza a aumentar. En un ángulo de 15º, el peso de la cabeza se convierte en 12 kilos. A los 45º, es de 22 kilos, y en 60º es de 27. Esa carga total equivale a llevar un niño de 8 años de edad alrededor del cuello, varias horas por día.

"Los usuarios de celulares pasan un promedio de dos a cuatro horas por día inclinados, leyendo e-mails, enviando mensajes de texto o controlando las redes sociales. Esa es la carga que viene con la mirada en un dispositivo móvil. Es tan común que eso suceda a nuestro alrededor, que apenas reparamos en el hecho de que el mundo tiene la cabeza hacia abajo, casi constantemente", exhortó Barroso Griffiths.

Si bien es casi imposible evitar que las tecnologías causen ciertos problemas, el quiropráctico aconsejó hacer un esfuerzo para mirar los teléfonos con una columna en posición neutral y evitar pasar muchas horas encorvados. "Si ubicamos el dispositivo a la altura de los ojos, no tendremos necesidad de doblar el cuello", recomendó.

En la misma línea, Estrada sugirió utilizar los dispositivos móviles solamente para mandar mensajes cortos y urgentes y evitar emplearlos para trabajar largas horas.

Consecuencias del mal uso de la tecnología

» Disfunción respiratoria, debido al dolor crónico que los pacientes experimentan alrededor del cuello.

» Pérdida de la capacidad vital de los pulmones hasta en un 30%. La respiración deficiente podría originar alguna enfermedad cardíaca o arterial.

» Todo el sistema digestivo se ve comprometido por la postura incorrecta del cuerpo. El intestino grueso es uno de los principales afectados, provocando problemas de evacuación.

» Disminución de la fuerza muscular y respiratoria.

» El cuello de texto aplana la curva normal del cuello, lo que estimula la compresión del disco, originando osteoartritis temprana.

» Fuertes dolores a causa de la tensión muscular prolongada.

» Aparición de hernias de disco o compresión de los nervios de la columna.

  • Cómo cuidar la columna

» Realizá chequeos periódicos al médico, incluso desde jóvenes.

» Mové la cabeza de izquierda a derecha, varias veces.

» Utilizá las manos para proporcionar resistencia a la columna. Empujá primero hacia adelante y luego hacia atrás. Apoyate en una puerta con los brazos extendido y andá con el pecho hacia adelante para fortalecer los músculos.

  • Un mal de la nueva era

La cantidad de horas que se pasan mirando las pequeñas pantallas es la causa principal del denominado cuello de texto.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo