?>
Tu salud

Día mundial del lavado de manos, cómo instalar el hábito en los niños

Se celebra todos los 15 de octubre, con una cruzada mundial para concientizar acerca de la importancia y los beneficios de lavarse las manos con agua y jabón en los momentos clave del día. 

En el marco del Día Mundial del Lavado de Manos, que se conmemora todos los 15 de octubre, diferentes iniciativas se suman a la cruzada mundial para concientizar acerca de la importancia y los beneficios de lavarse las manos con agua y jabón en los momentos clave del día para mantenerse saludables.

Desde Lifebuoy, marca de jabones antibacteriales, lanzaron una cruzada para que el lavado de manos con jabón pase de ser un comportamiento natural en los hogares, escuelas y comunidades de todo el mundo. 

Las manos están en contacto con innumerable cantidad de objetos y personas, lo que conlleva también a adquirir gérmenes que pueden ser perjudiciales para la salud. Cuando una persona no se lava las manos adecuadamente con jabón, puede transmitir bacterias, virus y parásitos ya sea por contacto directo (tocando a otra persona) o indirectamente (tocando superficies y objetos).

"Los variados agentes infecciosos que producen enfermedades como diarrea o respiratorias, se pueden evitar a través de algo tan simple y económico como lavarse las manos con jabón en los momentos claves, de una manera adecuada", resalta el pediatra Luciano Guido Vizcay, miembro de Red Niños Sanos, Niños Felices. 

En ese sentido, Maritchu Seitún, socióloga especialista en niños y orientación a padres, subraya que aún cuesta instalar ese saludable hábito en los niños.

"Lo que diferencia una rutina de un ritual, es que el ritual tiene un sentido. El hecho de que las cosas tengan sentido, nos ayuda mucho a hacerlas y también a promoverlas", agrega la especialista.

Los padres son parte esencial en la transmisión de este mensaje, y en la formación del propio juicio de los niños. Crear rutinas con sentido ayuda a desarrollar hábitos y actitudes que formarán luego su personalidad.

"Deben funcionar como ejemplo, elogiarlos cuando lo cumplen, ser constantes, no comparar, recompensar, felicitar y estimular, motivar a hacerlo de manera divertida.  Por tanto, es importante que empecemos a hacerlo delante de nuestros niños, ya que ellos incorporan más lo que nos ven hacer (80 a 90%)  que lo que les decimos (10 a 20%)", detalla la socióloga.

McDonald’s, por caso, celebra esta iniciativa en el marco de su campaña Puertas Abiertas, reforzando la transparencia y seguridad alimentaria en todos sus procesos. Uno de los pasos de ese programa destaca justamente la importancia de un correcto lavado de manos, el cual se realiza cada una hora y cada vez que sea necesario en todas las cocinas de la reconocida cadena de comida rápida.

Tips para instalar el hábito del lavado de manos en niños

  • Como en muchos temas de crianza, recordar las tres P: preparación, práctica y paciencia.
  • Aprendamos a sonreír ante las inevitables mojaduras e inundaciones.
  • Durante varios años, alentemos el hábito pero no lo esperemos, sigamos acompañando hasta que se instale.
  • Que se acostumbren a hacerlo todos los días y antes de cada comida, así dejaremos de luchar cada vez que lo intentamos.
  • Que nos vean hacerlo a nosotros y a hermanos mayores.
  • No nos enojemos cuando no lo hicieron, pero acompañemos de vuelta al baño para que no se acostumbren a zafar.
  • Entremos también por otros sentidos: jabones con formas, colores y perfumes variados pueden resultar atractivos.
  • Investiguemos bien los por qué de este hábito: son muy convincentes. Y así lograremos insistir sin rendirnos.

Momentos claves para lavarse las manos

» Antes y después de manipular alimentos y/o amamantar.

» Antes de comer o beber, y después de manipular basura o desperdicios.

» Luego de manipular carnes crudas a otros alimentos, estén o no cocidos.

» Después de ir al baño, sonarse la nariz, toser o estornudar y luego de cambiarle los pañales al bebé.

» Luego de haber tocado objetos sucios, como dinero, llaves, pasamanos.

» Cuando se llega a la casa de la calle, el trabajo, la escuela.

» Antes y después de atender a alguien que está enfermo o de curar heridas. 

» Después de haber estado en contacto con animales. 

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo