?>
Tu salud

Cuáles son los tipos de cáncer que más afectan a los argentinos

Los tumores de mama, colon y pulmón, los más frecuentes. En el día internacional de la lucha contra esta cruel enfermedad, cómo detectarlos.

Este sábado 4 de febrero se conmemora el día internacional de la lucha contra el cáncer y las cifras que arroja la enfermedad son escalofriantes. Esta patología es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en todo el mundo, pero ¿cuáles son los tipos que más sufren los argentinos?

En Argentina, cada año se registran más de 100 mil nuevos casos y los tumores de mamas, colon y pulmón son los más frecuentes. Según publica Infobae y de acuerdo a datos del Ministerio de Salud de la Nación, un 17,8% del total de la incidencia de cáncer en el país responde al cáncer de mama. Se detectan anualmente 18 mil casos y uno de cada 100 son hombres.

Las probabilidades de padecerlo aumentan con la edad, siendo las mujeres de más de 60 años el grupo de mayor riesgo. La mamografía sigue siendo la herramienta más efectiva para la detección temprana.

El cáncer de colon es el segundo más común en el país y se presenta con mayor frecuencia en personas mayores de 50 años. Si bien, se piensa que afecta más a hombres que a mujeres, se desarrolla casi con el mismo nivel de prevalencia en ambos sexos.

Para detectarlo el primer estudio que debe realizarse es un test de sangre oculta en materia fecal, pero también es importante la realización de una colonoscopía, un método a través del cual se puede ver el interior del intestino y verificar si existe o no alguna anomalía.

En cuanto al cáncer de pulmón, es el de mayor índice de mortalidad en Argentina y está ligado al hábito de fumar. Aunque, entre el 10 y el 15% de las personas con esta enfermedad nunca fumó.  Este tipo de tumores produce 10.531 muertes al año, siendo más del 70% hombres.

Más del  50% de los casos de cáncer de pulmón se siguen detectando en un estadio avanzado de la enfermedad, cuando ya se registran metástasis en otras regiones del cuerpo (con frecuencia, en el cerebro, los huesos, la glándula suprarrenal o la pleura).

Sumate a la conversación
Seguí leyendo