?>
Tu salud

Conocé la increíble recuperación de la mujer anoréxica que había pedido ayuda por Internet

Tres meses atrás, pesaba 18 kilogramos por un desorden alimenticio y ya mejoró tras internarse en Portugal.

Rachael Farrokh se hizo conocida a través de un video que se volvió viral en Internet por pedir ayuda.

La mujer anoréxica pedía ayuda para tratar su desorden alimenticio, y esta semana reapareció en la televisión mostrando su notable recuperación.

Según un reportaje de la cadena de televisión NBC Los Ángeles, Farrokh "recuperó gran parte del peso que perdió, aunque todavía es fragil y débil".

En su página web, Farrokh aseguró que luego de meses en tratamiento en una clínica de Portugal, se está recuperando.

"En lo que fue un rayo de esperanza hace 3 meses, esto se ha convertido en una certeza de vivir. Recuperé la claridad y la fuerza de mi mente", escribió la mujer en Facebook.

Además, Farrokh ahora es una activista que promueve los derechos a la salud de las personas con anorexia nerviosa.

Recientemente, invitó en su página de Facebook a la segunda marcha contra este desorden.

"Mi objetivo en este proceso de recuperación es crear conciencia y educación con el fin de ayudar a otros que luchan contra esta enfermedad", añadió Farrokh.

La historia de Farrokh, de 37 años, salió a la luz en mayo de este año cuando publicó un video en YouTube en el que aparecía con unos 18 kilogamos pidiendo que la ayudaran a superar una anorexia nerviosa.Rachael Farrokh tres meses atrás.

"Necesitamos su ayuda. De otra forma no tengo remedio... y estoy lista para mejorar. Así que, por favor, si hay algo que puedan hacer para salvarme la vida, hagan clic en el enlace que verán y hagan lo que puedan. Cualquier cosa será útil", dijo aquella vez.

Farrokh y su esposo, Rod Edmondson, crearon una página en el sitio web GoFundMe que ya recibió más de 180.000 dólares en donativos para cubrir el costo de su tratamiento. Ellos pedían de inicio 100.000 dólares.

Finalmente recibieron 200.000 dólares en el sitio Change.org para el tratamiento fuera de Estados Unidos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo