?>
Tu salud

Claves para evitar el envejecimiento de la piel por el sol

La piel, al igual que el resto de los órganos, envejece con el tiempo. Pequeños cuidados cotidianos que se pueden poner en práctica para evitarlo.

La piel, el órgano más grande del ser humano, está en contacto con el entorno y es afectada directamente por el mismo. Y al igual que el resto del organismo, envejece con el tiempo.

Ese envejecimiento se divide en dos procesos diferentes, el cronológico y el fotoenvejecimiento. Aunque también existen otros factores, como las características genéticas, los hábitos alimenticios y el consumo de tabaco.

El envejecimiento cronológico es universal, ocurre de la misma manera en la piel de todo el cuerpo y depende del paso del tiempo. La zona cutánea lentamente va perdiendo sus funciones, pierde elasticidad y tarda más en recuperarse después de las lesiones.

El fotoenvejecimiento, en cambio, es el daño crónico inducido por los rayos ultravioletas y es responsable de la mayoría de los cambios de la apariencia de la piel asociados con la edad. Se caracteriza por sequedad, pigmentación irregular, arrugas finas, surcos profundos, decoloración amarillenta, ausencia de elasticidad y lesiones precursoras de tumores. Lo más importante es que puede prevenirse.

Daniela Sánchez, responsable médica de Bioesthetics, aseguró que la fotoprotección diaria, sobre todo en la piel que está expuesta todo el año a los rayos UV  (cara, cuello y manos), es un factor determinante en la prevención del envejecimiento cutáneo. "Además, hay pequeños cuidados cotidianos que se pueden poner en práctica para evitarlo", agregó.

Cómo cuidar la piel del sol

  • Aplicá los protectores solares de 30 a 60 minutos antes de la exposición solar, para que los ingredientes activos se unan a la piel.
  • No olvides las zonas más olvidadas: orejas, escote, manos y pies.
  • Evitá el sol entre las 10 y las 16.
  • No expongas a los niños al sol directo hasta los 6 meses de vida. Hasta los 3 años, protegelos con ropa de algodón, sombreros y FPS superior a 15.
  • Obviá el bronceado intencional (natural o por cama solar) ya que esto representa un mecanismo de defensa de la piel ante la agresión de la radiación ultravioleta.
  • Buscá sombra cuando estés al aire libre.
  • Programá las actividades al aire libre para las primeras horas de la mañana, o las últimas de la tarde.
  • Usá indumentaria adecuada (ropa de algodón, sombreros de ala ancha y anteojos oscuros).

Sumate a la conversación
Seguí leyendo