?>
Tu salud

Claves para cuidar la salud auditiva en verano

Los vuelos, el agua y el calor pueden afectar a los oídos durante el verano. Algunas claves para tener en cuenta y poder disfrutar la estación con todos los sentidos.

Durante el verano, los oídos sufren más. El calor y la humedad propios de la época estival, la exposición al agua de piletas, río y mar y las actividades relacionadas con el mismo receso, como buceo y vuelos, repercuten de manera negativa en la salud auditiva.

Para evitar posibles inflamaciones o infecciones, los especialistas recomiendan consultar al médico especialista para que evalúe el estado de los oídos y la vía aérea.

María Andrea Ricardo, otorrinolaringóloga y asesora médica de Gaes Centros Auditivos, explicó que las otitis externas son cinco veces más frecuentes en nadadores y es más común en regiones de clima cálido y húmedas. Incluso, la incidencia puede incrementarse al final de la época de verano probablemente por el retraso del diagnóstico y la dilación en la consulta.

Por otra parte, la especialista detalló que la presión atmosférica en la cabina de un avión es menor que la que se encuentra a nivel del mar. Eso origina un desplazamiento del tímpano hacia la zona de menor presión, provocando dolor y pérdida auditiva. Los niños tienen mayor predisposición para sufrir esos inconvenientes por la inmadurez de su sistema de compensación.

"Resfríos, alergias nasales, sinusitis, patologías previas a nivel nasal o del oído así como vuelos frecuentes o buceo pueden incrementar los riesgos de padecer estos problemas y de prolongar sus efectos aún luego del aterrizaje", comentó la médica.

Salud auditiva

» Colocá un algodón apenas embebido en vaselina en el pabellón previo a la inmersión en la pileta, el río o el mar.

» En un gotero, colocá alcohol y vinagre de alcohol en partes iguales (1:1). Aplicá dos gotas en cada oído al finalizar el día de natación.

» Secá los oídos con secador de cabello.

» Evitá las maniobras de limpieza en los oídos.

» Tratá las dermatitis previas.

» En vuelos, bostezá, masticá o apretá la nariz con los dedos, cerrá la boca e intentá exhalar con fuerza (maniobra de Valsalva).

» Podés utilizar instilaciones en la nariz con solución hipertónica de cloruro de sodio (agua y sal) durante todo el vuelo para mantenerla despejada.

» Si vas a bucear, al iniciar el descenso realizá la maniobra de Valsalva para compensar los cambios de presión.

» Evitá el baño en aguas poco saludables.

» Zambullite lentamente en playas y piletas.

  • Sin edad

La otitis es una enfermedad que afecta tanto a adultos como a niños. Es un problema de salud fácil de evitar si se toman ciertas precauciones.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo