?>
Tu salud

Campaña del riñón 2017

Con una simple revisación médica y un análisis de sangre y orina se puede diagnosticar la enfermedad renal, que no tiene signos o síntomas. 

La enfermedad renal crónica (ERC) es un mal silente, es decir que no tiene signos ni síntomas. Por eso resulta fundamental estar alerta.

Las personas con factores de riesgo deben cuidarse y los médicos de atención primaria son los que deben poner en marcha la detección de pacientes con factores de riesgo para esta afección.

Una simple prueba de creatinina en sangre y el examen de orina contribuyen a la detección de la enfermedad renal. Un nivel elevado de creatinina en sangre, como ciertas anomalías en el examen de orina, podría suponer enfermedad de los riñones.

Cada 9 de marzo se conmemora el Día Mundial del Riñón. En ese marco, el Servicio de Nefrología y Trasplante Renal del Hospital Córdoba lleva a cabo la Campaña del Riñón 2017.

Están invitados a participar todos los cordobeses, en especial las personas mayores de 55 años y pacientes diabéticos e hipertensos. 

La atención es espontánea, de 8,30 a 13,30, en el Servicio de Nefrología, ubicado en el primer piso del centro asistencial.

Los resultados se brindarán el viernes 10 de marzo, a partir de las 10, en el Aula Magna del Hospital, en conjunto con una charla sobre prevención.

Contar con políticas de prevención y detección precoz posibilita reducir el ingreso pacientes a diálisis, a lista de espera para trasplante y reducir el número de personas fallecidas a causa de la enfermedad renal crónica.
 
La obesidad aumenta hasta siete veces el riesgo de enfermedad renal
 
Este año, el eje de la Campaña Mundial se centra en la educación sobre las consecuencias negativas de la obesidad y su asociación con la enfermedad renal, destacando la importancia de un estilo de vida y pautas de alimentación saludables.
 
La obesidad es una de las principales amenazas para los riñones, porque promueve el riesgo de diabetes tipo 2 e hipertensión arterial, dos de las causas líderes de la enfermedad renal crónica en el mundo. 
 
En Argentina, según la última Encuesta de Factores de Riesgo del Ministerio de Salud de la Nación, la prevalencia de obesidad es del 20,8% y la prevalencia del sobrepeso llega al 37,1%.
 
En cuanto a la prevalencia de la enfermedad renal, estudios internacionales estiman que afecta al 10% de la población mundial. Su manifestación más grave es la insuficiencia renal crónica terminal que lleva al paciente a la diálisis crónica o al trasplante renal.
 
La buena noticia es que la obesidad es prevenible, y por lo tanto también la enfermedad renal que viene asociada a ella. Asimismo, se pueden corregir y controlar otros factores de riesgo, como el consumo de tabaco, el colesterol elevado, y la ingesta excesiva de proteínas y sodio. 
 
La Enfermedad Renal
  • No tiene signos o síntomas.
  • Se puede desarrollar a cualquier edad.
  • Suele progresar a insuficiencia renal.
  • Las personas afectadas por la obesidad tienen un 83% más de riesgo de ERC.
  • Cuanto antes se la detecte, mejores son las posibilidades de recibir un tratamiento eficaz.
  • Con un simple análisis de orina y sangre puede ser detectada.
Cómo cuidar los riñones
  • Evitar el consumo de alimentos con alto contenido en sodio (fiambres, embutidos, aderezos, productos de copetín.
  • Moderar el consumo de sal: la cantidad que aportan los alimentos en su estado natural cubre las necesidades de la mayoría por lo cual no usar el salero en la mesa y al cocinar optar por perejil, ajo, cebolla, albahaca, tomillo, romero y otras hierbas y especias. 
  • Consumir por día dos frutas y tres porciones de verduras de todo tipo y color, preferentemente crudas.
  • Consumir pescado y cerdo con más frecuencia (dos veces por semana) y disminuir el consumo de carnes rojas a dos veces por semana y blancas a dos o tres.
  • Agregar aceites puros (oliva, canola, girasol alto oleico, soja) en crudo solo para condimentar y moderar o evitar el consumo de azucares o dulces.
  • Beber abundante cantidad de agua, evitando bebidas azucaradas.
  • Realizar al menos 30 minutos diarios de actividad física.
  • No fumar. Incluso pocos cigarrillos por día son muy dañinos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo