?>
Tu salud

Ampollas de quemaduras: no hay que reventarlas

Cuando la piel sufre una quemadura, la piel reacciona formando una ampolla para protegerse. Al romperla, la herida queda expuesta a infecciones. 

Cuando la quemadura es de segundo o tercer grado, suelen aparecen ampollas a la brevedad. Éste es un mecanismo natural de la piel para proteger la zona afectada y regenerarla.

Muchas personas las suelen reventar en el afán de que se ventile la zona quemada, pero esto es un error.

Lo ideal es dejarlas hasta que se desinflen naturalmente. El romperlas sólo produce una exposición a que la herida se contamine y se generen más problemas o una infección.

Recordá que la parte quemada está totalmente expuesta y es más sensible a cualquier bacteria en el ambiente.

Qué es un esguince

Es una lesión de un ligamento, es decir, de la estructura que une y estabiliza las articulaciones. Los ligamentos funcionan como tirantes que sujetan y estabilizan las articulaciones. Cuando, por un movimiento forzado o brusco, éstas superan su rango de movimiento normal, la tensión es muy alta y los ligamentos pueden distenderse o incluso romperse parcial o totalmente.

Un esguince puede ocurrir en cualquier articulación del cuerpo (rodilla, muñeca, cervicales), pero los del tobillo son los más frecuentes.

Sus síntomas más comunes son inflamación, dolor en la articulación (generalmente, en la cara externa), pérdida de fuerza y dificultad o incluso incapacidad para apoyar el pie.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo