?>
Tu salud

Alimentación en vacaciones: claves para cuidar el estómago

En verano, la dieta habitual se modifica por diferentes razones y el sistema digestivo es el que recibe el mayor impacto. Cómo evitarlo. 

Reuniones, comidas afuera, altas temperaturas, alimentos procesados y desconocidos. Durante las vacaciones, los hábitos alimenticios saludables que cada uno tiene durante todo el año, se ven modificados.

Sin embargo, cuando los hábitos alimenticios se ven alterados abruptamente, puede acarrear malestares a nuestro sistema digestivo.

El médico clínico Clemente Federico Martínez, enumera algunos consejos simples que todos podemos seguir para preservar la armonía de nuestro sistema digestivo en esta época del año.

Al fin y al cabo, las vacaciones son un período para descansar, reponerse del desgaste del año y recobrar energía. Cuidarse en las comidas garantiza no convertirlas en un trastorno.

Cómo cuidar el estómago

» Beber abundante líquido.

» Evitar una modificación rotunda de los hábitos alimenticios.

» Incorporar alimentos nuevos, e incluso no dietéticos, pero en porciones pequeñas.

» No modificar por completo la alimentación durante el período de descanso.

» Respetar las cuatro comidas. En vacaciones, se suele saltar alguna de las comidas, algo que incide más negativamente de lo que se cree.

» No comer abundantemente en las comidas principales, que suelen ser las más pesadas.

» Evitar excesos en la ingesta de fritos, bebidas alcohólicas, budines, facturas, galletas dulces, frutos secos, gaseosas, café y tabaco.

» Incorporar alimentos ricos en vitaminas E (leche, yema, aceites de pescado, aceites vegetales de maíz, semillas de girasol, espinaca, brócoli, cereales y margarinas), C (cítricos, fresas, kiwi, pimientos, coles, rábano, batata, perejil, hígado y riñón) y A (zanahoria, tomate, frutillas, carne y leche).

» Organizar las comidas. Evitar reemplazar los alimentos sanos por la limitada oferta de comidas hipercalóricas que se suelen vender en los centros de veraneo.

» En caso de no poder cumplir estos requisitos o recomendaciones, se puede consumir algún protector hepático antioxidante por vía oral, como el ácido tióctico en dosis de 50 mg, antes de las comidas principales.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo