?>
Tu pareja

Zona de confort: el peor lugar si querés enamorarte

¿Sos de los que les gusta su soledad, pero sienten que en pareja podría haber un plus? Abandoná la zona de confort y animate a iniciar un romance soñado.

Si ves que el amor está en todas partes menos en tu vida, eso es una señal. Es probable que no te animes a salir de tus lugares cómodos, aunque digas que querés enamorarte. Pero, animate a abandonar tu zona de confort y atrevete a iniciar un romante.

Valeria Schapira, experta en relaciones para Match.com, sitio de citas on line, te aconseja qué preguntas hacerte para saber si la soledad te resulta demasiado cómoda.

  • 1. ¿Me veo con un compañero de vida?

Si la respuesta es sí, ya tenés gran parte del camino recorrido. Como complemento de este interrogante, debés preguntarte si te sentís merecedor de ese ser especial. Muchas veces el amor no llega porque no hemos trabajado la estima propia.

  • 2. ¿Me siento anestesiado?

Sentir que en algún punto todo te da lo mismo, nada te motiva ni te inspira mucho deseo. Puede que sea un estado pasajero o algo que acarreás desde hace tiempo. En cualquier caso, es buen momento para que te plantees algunos cambios.

  • 3. ¿Sé lo que quiero?

En general, tenemos mucho más en claro qué es lo que no queremos que aquello que en verdad nos gustaría. Hacé un listado con dos columnas: lo que deseás y lo qué no. Tachá la segunda columna y visualizá la primera, al menos una vez por día. Tu propia cartelera de sueños puede ser muy motivadora.

  • 4 ¿Siento que perdí el control?

Muchas veces, entramos en una cómoda vorágine en la que aunque no nos encontramos del todo felices, actuamos por inercia. El mismo trabajo, relaciones que no nos satisfacen, un hogar que no es el que soñamos, pero todo funciona. Conformarnos con aquellas cuestiones que "son así" hace que nos cerremos a la posibilidad de modificarlas.

  • 5. ¿Quiero evolucionar?

Para responder a esta pregunta seguramente tengas que animarte a hacer un viaje de exploración a tu interior. Un recorrido en el que encontrarás muchos tesoros y unas cuantas zonas oscuras. No dejes que se te vaya la vida haciendo, más que siendo.

  • 6. ¿Escucho a mi intuición?

Cuando las cosas no nos salen bien durante un cierto tiempo, vamos acostumbrándonos a anular una de las herramientas más valiosas que tenemos, la intuición. El desafío es que aprendas a revalorizarla.

  • 7. ¿Me importa mucho la opinión de los demás?

Está muy bien que sepas escuchar y pedir un consejo cuando lo necesites. Pero, tu vida es tuya y cada quien observa los hechos de acuerdo a la lente de su propia vivencia.

  • 8. ¿Estoy dispuesto a tomar nuevos riesgos? 

Para salir de la zona de comodidad, tenés que estar dispuesto a asumir los nuevos desafíos que se te presentarán a cada paso. De eso se trata. Las personas más ricas en vivencias son aquellas que se animan a sacudir la túnica a sus fantasmas aunque les de temor. Tener miedos es humano, sobreponerse a ellos, maravilloso.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo