?>
Tu pareja

Pareja: cuando ella se transforma en la madre de él

Mujeres que tienen la capacidad de transformar a un hombre en un hijo. Hombres que se aprovechan o sienten cómodos con esta situación. ¿Una pareja en problemas?

Es inherente a las mujeres tener una actitud maternal, de cuidado y sostén. Esa noble cualidad puede transformarse en un verdadero problema cuando, en una pareja, ella se transforma en "la madre" de él.

Si bien muchas mujeres tienen la capacidad de transformar a un hombre en un hijo, no son pocos los que por comodidad, historia familiar o estructura psicológica, consciente o inconscientemente, se aprovechan de esta situación.

"Hay varones emocionalmente inmaduros que trasladan la relación que tenían con su madre al vínculo sentimental. En algunos noviazgos o matrimonios, este problema se evidencia cuando él deja la casa de sus padres a una edad avanzada y establece un vínculo con una mujer que hace rato es independiente en su forma de vivir", explica Valeria Schapira, experta en relaciones para Match.com, quien brinda determinados tips para la "mujer madre" que se encuentra con un hombre Peter Pan.

  • Sin responsabilidad hogareña. Deja un arsenal de platos sucios, se baña y tira la toalla en el piso. Cuelga la ropa en cualquier silla. ¡Stop! No vayas detrás suyo recogiendo sus cosas. Si la convivencia recién arranca es bueno que establezcan reglas. Se puede armar un fixture de tareas y cuando alguno no lo cumpla, habrá multa.
  • Inestable. Es caprichoso, cualquier situación lo desestabiliza y el pilar en que se sostiene siempre es ella. Es probable que si no madura o acude a algún tipo de terapia, la relación no se sostenga. Dale un tiempo prudencial para ver si toma cartas en el asunto. Si no lo hace, aunque duela, tratá de soltarlo.
  • Problemas de comunicación. Así como los niños se enfurruñan y deciden no hablar, el hombre inmaduro suele cerrarse como una ostra y no querer conversar acerca de los problemas o diferencias. Intentá encararlo con suavidad y recordá que: a mayor presión, mayor resistencia. Insistí en el diálogo, pero poné límites.
  • El centro de atención. El hombre hijo suele no distinguir matices y tener conductas socialmente inapropiadas. La mujer madre a veces trata de justificarlo o tapar la situación. No lo hagas.
  • Autorreferencial y narcisista. Se obsesiona con algo y hay que darle el gusto. Muchas mujeres hacen infinidad de cosas que no son de su agrado solo por complacer. El problema con el hombre inmaduro es que jamás hará algo por ella. Una pareja se construye a base de negociaciones permanentes y de flexibilidad.

 

 

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo