?>
Tu moto

Mantenimiento de los frenos de la moto

Son vitales para conducir y necesarios para evitar cualquier accidente o caída. Mirá cómo tenerlos a raya. 

Si tu moto cuenta con frenos de disco, deberás controlar el nivel de los líquidos mirando los depósitos, así como que el circuito no tenga pérdidas. En un freno de disco podrás controlar fácilmente el desgaste de las pastillas. Hacelo con cierta regularidad para no dañar los discos.

Si es de tambor, regulá la tensión del cable hasta que el tacto y la frenada sean los adecuados. Exactamente igual pasa con los embragues, tanto hidráulicos como mecánicos por cable.

Los frenos en las motos son mucho más sencillos que en los coches. Por ejemplo, no necesitan servofrenos ni sistemas similares, aunque algún modelo equipa algún sistema parecido. Lo que si se ha ido incluyendo poco a poco son las ayudas electrónicas como el ABS, cada vez más presente en todo tipo de motos, desde scooters a deportivas pasando por utilitarias y grandes viajeras. 

El freno principal en la moto es el delantero, que es el que realmente detiene la moto. El trasero se usa como complemento y ayuda para estabilizar la moto. Lo ideal en toda situación es usar los dos al mismo tiempo. 

Los dedos de la mano sobre la palanca de frenos y el pie sobre el pedal de freno trasero deben estar siempre listos para entrar en acción cuando se requiera lo que permite ganar centésimas de segundos en una situación apurada. 

Protegé tus ojos

Unas lentes nunca están de más, ya sean de sol o transparentes, o incluso con cristales intercambiables para tener varias opciones dependiendo de la luz.

Llevar los ojos protegidos, en caso de que nuestro casco no cuente con pantalla o la llevemos levantada, es fundamental para prevenir del viento, insectos o de cualquier elemento con el que nos podamos topar. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo