?>
Tu moto

Mantenimiento básico de la moto: cerraduras y puño del acelerador

Tenés la máquina que te lleva para todos lados, entonces acordate de revisarla cada tanto y hacerle un buen mantenimiento. 

Mantenimiento de cerraduras

Las cerraduras de la moto, la de la llave de contacto y la del tanque de nafta, necesitan su mantenimiento, y es bastante sencillo de realizar. Usá algún desengrasante, tipo 3 en 1 ó WD-40. Meté la cánula por la cerradura y echá un poco de producto, no demasiado. Esperá unos minutos y volvé a introducir la llave para ver si ya funciona.

Otra opción es utilizar polvo de grafito en vez del aceite. Este producto se compra en ferreterías y se vende en tubos de distintos tamaños. La forma de usarlo es echando un poco en el interior de la cerradura y poniendo un poco en la propia llave, introduciendo y sacándola para que quede todo el mecanismo con este polvo.

Cualquiera de las dos opciones son válidas e indispensables, sobre todo en motos que están a la intemperie, ya que el agua y la suciedad son el peor enemigo de las cerraduras. 

Mantenimiento del puño del acelerador y del cableado

Para que el puño de acelerador funcione con suavidad, es necesario un buen engrase entre el cilindro que soporta la empuñadura de goma y el tubo del manillar. El tubo debe estar recto para que no presente plegaduras que le harían perder su perfecta forma cilíndrica. Los cables que conectan al acelerador con el sistema de inyección o el de carburación también deben estar bien engrasados en su interior y pasar exactamente por el recorrido que el fabricante ha previsto para ellos.

Tené cuidado con los aceleradores de corto recorrido. Son más cómodos y rápidos para el uso deportivo, pero pierden capacidad de dosificación. Eso es algo que en el uso diario no suele ser apropiado.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo