?>
Tu moto

Consejos para un buen lavado de tu moto

El lavado de la moto resulta fundamental no sólo por lo estético, sino también para preservar su buen funcionamiento. Te contamos cómo hacerlo.

El lavado de tu motocicleta no sólo tiene que ver con una cuestión de imagen, sino también con el cuidado de las partes que la componen. Previo a iniciar la limpieza, tenés que tomar algunos recaudos, que repasamos a continuación.

El primero es que el motor esté frío. De esa manera, evitarás sufrir algún tipo de quemadura. Hacé reposar la moto bajo sombra. El otro detalle es que tenés que tapar el caño de escape con una bolsita de nailon, atada con una bandita elástica al caño. De esa manera, evitaremos que ingrese agua en ese lugar.

Las zonas más difíciles de limpiar son el basculante (ya sea mono brazo o con doble brazo) y las llantas. Son las que se llenan de grasa, polvo y suciedad general. Usá un líquido antigrasa, aplicándolo con una pequeña brocha. También podés usar agua y jabón, aunque esto te demandará un poco más esfuerzo.

Otro elemento vital a limpiar es la cadena. Para ello, es necesario que utilices gasoil o kerosene y también te hagas de un pincel para sacar los restos.

Después, agarrá la manguera y tirale un poco de agua a toda la moto. Tampoco abuses; tiene que servir para quitar el líquido antigrasa y el polvillo que tenga el vehículo, en sus distintas partes.

Luego, tomá una esponja, usá lavavajillas neutro y agua tibia, en un balde. Enjaboná bien la moto. Pasá la esponja por toda la moto y prestale mucha atención al frente, en donde encontrarás, por ejemplo, muchos bichos muertos en las luces. Es importante que el jabón no se seque sobre el vehículo. Si la moto es grande y tardás mucho en enjabonarla toda, es preferible que vayas haciéndolo por partes y enjuagues. Una vez que completaste este paso, viene un paso trascendental, que es el del secado.

Primero hacelo con un trapo húmedo. Después, podés completar la acción con papel de rollo de cocina. Antes de encender de nuevo la moto, hay que volver a engrasar la cadena, con un spray. Para que esta operación no termine ensuciando otras partes de la moto, cubrilas con papel de diario. Y todo listo. A salir y hacer facha.

No te puede faltar

»Lavavajillas neutro.

»Esponja.

»Trapos limpios.

»Pinceles.

»Desengrasante.

»Agua tibia.

»Maguera.

»Aceite para engrasar la cadena.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo