?>
Tu moto

Consejos para poner en marcha la moto

Se acerca la época del frío y no es un detalle menor a la hora de poner en marcha tu moto. Acá, repasamos algunos consejos para tener en cuenta.

El invierno se acerca y, con él, las temperaturas comienzan a bajar. Entonces, la analogía sería la siguiente: estás durmiendo bien acolchadito; alguien viene, te destapa violentamente y te despierta. ¿Es el mejor modo de amanecer? De ningún modo. Lo mismo pasa con los vehículos. Y las motos no son la excepción. El frío es un inconveniente que afecta su mecánica y es por eso que tenemos que tomar nuestras previsiones.

Para salir de la cama, hay que destaparse y, rápidamente, abrigarse para no sufrir con el frío. En el caso de la moto, cuando uno la pone en marcha, también hay que tomar recaudos. El primer detalle es que, una vez que se pone en marcha (para lo cual hay que tener paciencia y no volverse loco, si le cuesta), no significa que ya esté lista para poner primera y salir a recorrer la calle. Es necesaria que el motor levante temperatura y, de esa manera, funcione correctamente. El ‘despertar’ de la moto debe ser progresivo. En caso contrario, comenzará a malgastarse la batería y el motor será sometido a un sobreesfuerzo prematuro por falta de lubricación, que puede provocar hasta rotura de piezas.

Una vez que el vehículo encendió es necesario que te tomes tu tiempo hasta que está en la temperatura adecuada, tiempo que podés usar para ponerte los guantes y el casco.

Un detalle clave es no acelerar de golpe la moto, ni siquiera de modo aleatorio. Es importante que el aceite llegue a todos los lugares. Si los pistones rozan en seco, se rompen. Y las reparaciones no son económicas. El motor, una vez puesto en marcha, necesita de entre 2 y 5 minutos moderando para entrar en la temperatura necesaria.

Cuando ya estés montado sobre ella y en ruta, esperá 15 minutos para recién poder darle rosca al acelerador. Claro que, siempre, respetando las reglamentaciones viales.

De arranque

  • Poner el contacto y esperar que se apaguen las luces testigo del tablero, que desaconsejan el encendido.
  • Controlar que ninguna luz (baja, baliza, guiño) esté en funcionamiento.
  • Encender la moto y dejarla moderando, sin utilizar el acelerador, al menos entre 2 y 5 minutos.
  • Dejar moderando la moto, apoyada sobre el caballete, y no sobre la pata de cabra, para que el efecto de la lubricación en el motor sea más pareja. 
  • Una vez en la calle, esperar 15 minutos para acelerarla de más.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo