?>
Tu moto

Consejos para conducir en moto en días de lluvia

Te compraste la moto para ahorrar dinero en transporte y, cuando llueve, el bolsillo tiembla si la tenés que dejar en casa. Tomando precauciones, salvo que se trate de un tormentón, podés circular sin problemas.

Sin lugar a dudas, se trata dos cosas que no se llevan muy bien y que son poco compatibles: el agua y la moto. Claro, como nos detenemos en el casi, tampoco te decimos que te des por vencido si tenés un vehículo de este tipo y empiezan a llegar las lluvias propias de la primavera-verano en Córdoba, como las de este jueves por la madrugada, por cierto.

Claramente, si hoy sos propietario de una moto en Córdoba, le das un uso intensivo, seguramente vinculado de manera proporcional con un ahorro en los gastos de traslado a donde quiera que vayas, sea tu trabajo, el colegio, etcétera. Por eso, cuando llueve, la idea (salvo que sea un diluvio torrencial o una tormenta de granizo) es que ese gasto no se incremente, sino que puedas hacer lo mismo de cada día sólo que tomando algunas precauciones para no poner en riesgo tu integridad física y la del resto que circula por las calles en esos días. 

Bien equipados. Si está lloviendo, o si crees que puede empezar a llover mientras vas en moto, es importante ser precavido y contar con un buen equipamiento para el motociclista. La lluvia muchas veces implica un descenso de las temperaturas, por lo que saber cómo combatir el frío en moto nunca está de más. 

La ropa impermeable es fundamental, hará que te concentres en la conducción sin preocuparte de si se te mojan las manos, los pies o el cuerpo entero. Manejar la moto con manos o pies fríos te resta control. Para eso hay que buscar, dentro de tu presupuesto, camperas, guantes y botas que se encarguen de mantenerte seco.

Otro dato importante: el buen estado del casco es imprescindible al conducir con lluvia. Una pantalla vieja y en malas condiciones siempre resta visibilidad, pero más aún con agua. Por fuera el agua debe escurrir fácilmente, hay productos muy efectivos para eso, y por dentro es fundamental que no se empañe, por lo que un pin-lock fácilmente instalarle en cualquier casco será tu mejor aliado a la hora de recorrer las calles de la ciudad.

La clave, estar concentrados

* A la hora de circular con agua debemos prestar una especial atención a nuestros movimientos. La premisa cuando pisamos en mojado es hacer movimientos muy suaves, sin brusquedades que puedan hacer perder la adherencia a nuestras ruedas. 

* Frenar en moto requiere su práctica, pero más aún en caso de lluvia. Incluso con agua si los neumáticos de nuestra moto están en buenas condiciones descubrirás que se puede frenar más fuerte de lo que al principio se puede pensar, sólo es cuestión de saber cómo y cuándo frenar. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo