?>
Tu jardín

Consejos y precios para el kit de riego del jardín o patio

El patio y el jardín tienen sus secretos... y sus gastos. Fuimos a ver y te contamos, cuánto hay que invertir en mangueras e insumos para regar tus espacios verdes.

Reposera, mesita, pequeña picadita, el mate o, por qué no, alguna que otra infusión de otro tipo que aplaque el calor. En definitiva, relax. No, no son las sierras, no es el mar, son esas "pequeñas vacaciones" que te tomás a diario cuando tenés la posibilidad de disfrutar de tu patio o jardín. Si es con el pasto cortado, mejor. Y el paraíso, que esté recién regadito y despida ese olorcito tan particular.

Claro, llegar a "ese Edén" tiene su costo. En Tu Día te hemos entregado muchos consejos para tu jardín. Hoy, nos vamos a ocupar de un tema no menor, el riego de ese espacio que en tu casa tiene esa preponderancia de verde que tanto querés cuidar.

  • Enrollados

Sin dudas, el elemento más importante en esta tarea es la manguera. Y el más costoso. Pero, ya nos vamos a ocupar del precio. Lo primero es saber qué hay que tener en cuenta a la hora de una inversión que será clave en importante para realizar el riego, sin importar si tu jardín abarca muchos metros cuadrados o sólo unos pequeños metros. Y además, teniendo en cuenta que seguramente le darás otros usos, por ejemplo, el lavado del auto o la limpieza de otros objetos de tu casa.

Por eso, tené en cuenta lo siguiente: lo primero es decidir qué longitud tiene la que vayas a comprar. No lo hagas a ojo, tomate tu tiempo, medí los metros y comprá un poco más de esa medida, por si tenés que efectuar un corte por alguna rotura cuando la coloques.

El grosor es importante, porque determina la cantidad de agua que destinás al riego. Las mangueras vienen en medidas de pulgadas, las más comunes son las de 1/2 y las de 3/4. Las primeras proporcionan un promedio de 35 litros de agua por minuto de salida. Mientras más gruesa sea la manguera, vas a perder menos presión de agua conforme aumenta la distancia.

La calidad del material determina mucho el precio, y podés ahorrar, pero a un cierto costo. Lo primero, hay que elegir el material basado en tu clima y horario de riego. La mayoría de mangueras de jardín son de vinilo o goma. Si vivís en un lugar donde el sol no es permanente, sobre tu jardín da sombra y es chico, podés optar por las más económicas, las de vinilo. Claro, la desventaja es que su vida útil es mucho más reducida.

Las mangueras de goma o rausán son más durables y para poder lidiar con condiciones climáticas extremas. Son más pesadas y cuestan más, pero vale la pena la inversión.

Si tu jardín tiene mucho equipamiento, muebles u objetos filudos sobre los cuales podrías arrastrar la manguera, la adecuada para vos podría ser una que tenga una malla que cubra la capa externa, lo que puede ayudar a protegerla de engancharse o perforarse.

Las mangueras de goma o rausán son más durables.

  • Los regadores

La presión de agua se controla desde un elemento de este tipo que va conectado a uno de los extremos de la manguera. Puede girarse para producir un rocío fino o un potente chorro de agua. Para tener la mayor cantidad de opciones y flexibilidad a la hora de regar, elegí una ajustable.

Las de bronce son más caras, pero menos propensas a fugas o a daños. Las de plástico son más baratas, se ajustan con facilidad a la manguera, pero duran menos.

Podés controlar la presión del agua con un rociador.

  • Los precios

Magueras por metro.

* Media pulgada, la más econónica $ 18,95

* Media pulgada, calidad intermedia $ 28,50

* Media pulgada, alta calidad reforzada $ 40

Mangueras por rollo.

* Media pulgada, rollo de 20 metros $ 167

* Media pulgada, rollo de 20 metros reforzada $ 227

* Rausán, media pulgada, 20 metros reforzada $ 470

Conectores y acoples.

* Arrancan desde los $ 8 hasta los $ 40

Soportes y enrolladores.

El más económico, para la pared, $ 101, 50. Los artesanales con detalles y en hierro, arrancan desde los $ 470

Regadores para el jardín.

Su precio arranca desde los $ 47 el más económico hasta $ 324 el de hierro forjado.

  • Tips a tener en cuenta
  • Buscá una manguera que puedas guardar con facilidad.
  • Enrollá la manguera y colgala en un lugar para guardarla cuando no la usés.
  • Elegí un carretel que se pueda montar en la pared o uno tipo carrito o vagón que te permita transportarlo por tu patio.
  • Usá una manguera rociadora o una difusora para regar el jardín. Podés dejar la rociadora en el piso en un solo lugar para proporcionar un riego ligero al pasto o al jardín a través de una serie de agujeros. Una difusora se coloca en el piso o apenas por encima de él y permite que el agua sature el suelo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo