?>
Tu jardín

Claves para tener un jardín ecológico

En tu jardín también podés reducir el uso de recursos y proteger el medio ambiente. Mirá algunos consejos para un jardín ecofriendly.

Elegí siempre plantas autóctonas. Son más resistentes a la falta de agua, a los suelos pobres, a las plagas y enfermedades y requieren menos mantenimiento. Los cactus y otras crasas son muy duras.

Agrupá las especies en el jardín según sus necesidades de agua. Es decir, que estén juntas las especies autóctonas y xerófitas (zona seca) o juntas las que precisen riego regular (zona húmeda). De esa forma no se desperdicia agua al regar de más unas plantas que no lo necesitan.

Evitá la utilización de abonos químicos convencionales y sustituí por abonos naturales y orgánicos.

No es efectivo 100%, pero algunas plantas repelen a las plagas. Por ejemplo, un jardín o huerto rodeado con algunas aromáticas como salvia, ruda, romero o lavanda. O entre el cultivo habitual, menta, estragón, tomillo o albahaca.

Plantar una gran variedad de especies también ayuda a reducir el riesgo de plagas, dado que para estas será más difícil conquistar un jardín con mucha diversidad de especies que un jardín con muchos ejemplares de la misma especie.

Otro recurso ecológico para proteger las plantas de los insectos es aprovechar los servicios de depredadores naturales, como aves insectívoras, lagartijas, arañas, mariquitas, ciempiés e incluso sapos. 

Elaborá compost casero reciclando los restos vegetales, como ramas de poda, el césped segado, hojas, restos de comidas.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo