?>
Tu huerta

Siembra directa en la huerta

La siembra directa es una de las dos técnicas que se usan para germinar las plantas. Mirá cómo se hace. 

La siembra directa en la huerta es la que se hace directamente en el cantero en que la planta va a crecer hasta la cosecha. Esta técnica te permite no tener que hacer trasplantes.

A las semillas grandes, fáciles de manejar y fuertes para germinar, las sembramos directo en el cantero. Es el caso de zapallito, zapallo, melón, maíz, poroto o sandía.

También las especies que no toleran el trasplante (zanahoria, perejil, rabanito, entre otras).

La mayoría de las semillas chicas, son más delicadas, por eso se debe tener cuidados especiales hasta colocarlas en el lugar definitivo. Para eso, se deben sembrar primero en almácigos. Así ocurre con el tomate, el pimiento, cebolla, repollo, coliflor, apio, lechuga, puerro y berenjena.

Los almácigos pueden hacerse con cajones de madera.  Se coloca en ellos tierra gorda, bien refinada y se ubican sobre ladrillos en un lugar abrigado y con luz. Cuando las plantas ya tienen hojas, o el tallito alcance el grosor de un lápiz, están listas para ser trasplantadas al lugar definitivo de cultivo.

  • Cómo se hace la siembra directa

Retirá el material orgánico seco que protege la tierra.

Realizá un surco profundo a lo largo del cantero y regá.

Rellená el surco con un colchoncito de compost maduro.

Sobre el compost, colocá la semilla, cubrila con más compost y presioná.

Volvé a colocar la cobertura de material seco y regá con una lluvia fina.

Qué es la turba

La turba es un nombre genérico que se aplica a diversos materiales que proceden de la descomposición de vegetales, dependiendo su naturaleza del origen botánico y de las condiciones climáticas predominantes durante su formación, que a su vez nos indican el estado de descomposición de dichos materiales. 

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo