?>
Tu economía

Este es el salario óptimo para ser feliz según el premio Nobel de Economía

Durante buena parte de su carrera, Angus Deaton se dedicó a estudiar la relación entre el dinero (o la riqueza) y la felicidad. Y entre tantas investigaciones que hizo, una de ellas menciona cuál es esa cifra por mes que te llevaría a alcanzar un estado de felicidad. Mirá.

¿Qué le contestarías a alguien que te preguntara cuánto es el salario mensual que necesitás para alcanzar un nivel óptimo de felicidad, sin trabajar más horas de las que tenés y haciendo exactamente lo mismo que ahora?

Una pregunta difícil de contestar, que tendría miles de variantes de acuerdo a la persona, a la edad, la experiencia, si tiene familia, si es soltero, etcétera.

Pero, por suerte, para ponerle un poco de costado científico a esta discusión hay "grosos" de verdad que han dedicado su vida a la economía y saben cuando "tiran la posta" porque para eso, han estudiado.

Resulta que el premio Nobel de Economía de este año, Angus Deaton, no sólo es investigador y profesor en Princeton en el estudio de la macroeconomía y las altas finanzas.

Parte de sus estudios, los que de hecho le han valido el máximo galardón del mundo, busca entender la relación entre la riqueza y la felicidad.

El diario The Independent publicó una investigación del propio Deaton quien ha sido capaz de fijar el salario óptimo para alcanzar la felicidad.

En un estudio revelado en 2010 y elaborado con el economista Daniel Kahneman afirma que se llega a una especie de "meseta o tope de la felicidad" por encima de un salario anual de 75.000 dólares, esto es, unos 68.000 euros.

Si lo tuviéramos que traducir a pesos argentinos y establecer un promedio entre el oficial y el blue (hablamos de dólares) estaríamos hablando de un ingreso anual de unos 750 mil pesos, es decir casi 63.000 pesos por mes. ¿Te alcanza o no hoy en Argentina? 

La investigación sostiene que por encima de esta cifra, la "satisfacción diaria" o "la frecuencia y la intensidad de las experiencias vitales" como la alegría, el estrés, la tristeza, la ira o el afecto, lo que hace que la vida sea "agradable o desagradable" no aumentan.

Lo que crece continuamente con el salario, eso sí, es "evaluación de la vida" o "los pensamientos que la gente tiene sobre su vida cuando piensan en ello". Básicamente, la vida no mejora mucho pasando de ese umbral, pero sí la sensación de que estamos en una mejor condición.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo