?>
Tu economía

Consejos para hacer rendir la garrafa

Una familia tipo, necesita dos garrafas por mes para las necesidades básicas de un hogar. A un costo promedio de 90 pesos cada una, hay que darle gas a la imaginación para hacerlas rendir.

¿Qué no está caro? El gas envasado, también. El precios del envase de 10 kilos oscila entre los 70 y los 97 pesos. La garrafa social, que subsidia el Gobierno nacional, sólo se consigue a través de un trámite que debe realizarse ante la Anses y con el depósito del dinero del gasto en la cuenta del beneficiario. Mientras tanto, en la mitad de los hogares cordobeses aún no hay gas natural. Y una familia tipo (cuatro personas) necesita dos garrafas por mes para cubrir las necesidades básicas, cocinar y calentar el agua, obvio sin pensar en calefaccionar la casa.

Ya se sabe que para hacer rendir mejor la plata, hay que echar mano a la tijera y recortar gastos. Sin embargo, con ciertos insumos, no siempre esa estrategia funciona. Entonces, hay que agudizar el ingenio y emplear algunos trucos. En el caso del gas envasado, Tu Día te cuenta cómo hacerlo rendir.

Para calentar más rápido y consumir menos gas, Ecogas, proveedora de gas natural de Córdoba, recomendó tapar los recipientes y sólo calentar la cantidad que se va a usar. También aclaró que la llama no debe asomar por el borde inferior de los recipientes y que los quemadores de cocinas, estufas, calefones y termotanques siempre tienen que estar limpios. El horno hay que usarlo de forma mesurada, ya que consume el equivalente a tres hornallas.

En cuanto a la calefacción del hogar, Ecogas recordó que bajando la temperatura en 1º C, se ahorra hasta un 10 por ciento en consumo. Y aconsejó dejar entrar los rayos del sol y aprovechar una fuente de calor natural. Además, no hay que exagerar con la temperatura porque el exceso de calefacción consume combustible innecesariamente.

Si se tiene instalado un calefón, hay que regular la temperatura del agua caliente desde el aparato, pero nunca mezclarla con la fría. Así se ahorra gas y se prolonga la vida útil del artefacto. En el caso de los termotanques, se puede regular su temperatura y se debe aislar térmicamente el artefacto cuando está colocado fuera de la vivienda.

Por su parte, el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), explicó que los hábitos de consumo responsable se traducen en una disminución de los gastos, además de ser una medida de seguridad en tanto contribuirá al cuidado del medio ambiente.

Consejos para ahorrar gas

  • Apagá el piloto de los artefactos a gas que no uses.
  • Ajustá la llama de las hornallas al diámetro del fondo de los recipientes y mantenelos tapados.
  • No uses el horno para calefaccionar la casa.
  • Elegí el horno si tenés que calentar o hacer mucha comida. Apagalo un rato antes para aprovechar el calor.
  • Calefaccioná sólo los ambientes que uses, y a una temperatura razonable (20° C).
  • Usá el agua caliente necesaria. No derroches agua ni gas, que son recursos limitados.
  • Si tenés calefón, no mezcles el agua caliente con la fría.
  • Podés invertir unos pesos en una olla a presión. Cocina los alimentos más rápido y, por ende, usas menos gas.
  • Sacá los alimentos del freezer con anticipación para evitar usar energía en descongelarlos.
  • Tratá de que toda la familia se bañe a una hora determinada y en forma consecutiva, para prender el calefón una sola vez.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo