?>
Tu economía

Consejos para ahorrar energía al calefaccionar

Con las bajas temperaturas, mantener calefaccionado el hogar se torna bastante caro. Algunos tips para resguardarse del frío y no quedar congelados con las boletas de luz y gas.

El inusual frío para esta época del año, combinado con los aumentos en las tarifas de gas y luz, hicieron un verdadero combo explosivo para los bolsillos de los argentinos. Así y todo, las inclemencias climáticas obligan a calefaccionar los ambientes para evitar males mayores.

Para utilizar los equipos de calefacción en forma racional y reducir el consumo de energía eléctrica, Trane Argentina desarrolló una serie de consejos a tener en cuenta a la hora de climatizar el hogar. Además, algunos tips para mantener la sensación de calidez durante el invierno.

Cómo cuidar el bolsillo

* Colocar el aire acondicionado tipo split entre 20 y 22°C durante el día, y entre 16 y 18°C durante la noche. Por cada grado que se sube en el termostato, el consumo aumenta un 8%.

* Programar el equipo para que se encienda un tiempo antes de llegar al hogar, para que se atemperen las superficies frías.

* Direccionar el deflector en posición vertical (hacia abajo) para evitar que el aire caliente permanezca estratificado en la parte superior de la habitación. El aire caliente tiende naturalmente a subir.

* Usar la función sleep. Esta función baja la temperatura a medida que transcurre la noche.

* Usar la función power. Aumenta la velocidad del ventilador para la calefacción rápida, pero automáticamente se desconecta transcurrido un lapso de tiempo.

* Cerrar las puertas para que el aire caliente no se desperdicie en pasillos o habitaciones que no se usan.

* Chequear que las ventanas estén bien cerradas para que el aire frío no entre.

* Utilizar trucos que no consumen energía para mantener la sensación de calidez.

* Subir las persianas y abrir las cortinas de ventanas con orientación norte y oeste para que entre el calor del sol.

* Ventilar las habitaciones no más de diez minutos y, siempre que se pueda, al mediodía.

* El mantenimiento de los equipos aumenta su vida útil, pero también ahorra energía.

* En el caso de los aires acondicionados, limpiar los filtros de aire cada dos meses y la serpentina exterior una vez al año, antes que comiencen las bajas temperaturas.

* No usar el horno para calefacción. Es menos eficiente que una estufa, por lo que aumenta innecesariamente su consumo de gas.

* En caso de calefacción central, cerrar la llave de los radiadores o ajustar el termostato de la caldera a una temperatura razonable. No abrir las ventanas.

* No exagerar con la temperatura. El exceso de calefacción consume combustible innecesariamente.

* Los ambientes deben tener ventilación permanente. Ante la duda, consultar con un instalador matriculado.

  • Antes de comprar

Elegir siempre equipos de bajo consumo. La etiqueta energética que dice clase A indica que consumen menos energía que las clases B o C.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo