?>
Tus hijos

¿Qué pensas de hacerle las perforaciones en las orejas de las bebitas?

Aunque la tendencia sigue marcada, cada vez son más los padres que prefiere dejar para más adelante la decisión de perforarle las orejas a sus bebas.

Es un paso más de la catarata interminable de cosas que empiezan a suceder apenas un bebé sale del vientre de su madre. La perforación de las orejas, en el caso de ser nena, vendría a estar después de la higiene y el control y antes de prenderse al pecho. O algo así.

A decir verdad, en los últimos tiempos esta técnica pasó a ser una opción. Muchos padres deciden no hacer los orificios para los aritos para que sean ellas las que decidan, más adelante, si hacerlo o no.

En algunos sitios esto ya no está bien visto, como ocurre en Alemania, donde se analiza prohibir la colocación de aros en los bebés, ya que se debate si la tendencia puede llegar a ser considerada como un atentado a la integridad corporal.

De todos modos, ante la disyuntiva, la mayoría de las madres prefieren que a sus bebas le realicen las perforaciones en la clínica o el hospital, poco después de nacer. Incluso, el mayor porcentaje se sigue haciendo dentro del ámbito donde el niño nació, fundamentalmente por las medidas asépticas.

Más allá de eso, erróneamente, las mamás creen que es mejor agujerear las orejas cuanto antes, ya que de esta manera el bebé sufre menos porque no siente el dolor. Pero eso no es cierto. Tu Día se lo preguntó a Silvia Ferreyra, vicedirectora del Hospital Pediátrico del Niño Jesús (ex Casa Cuna). “Los recién nacidos tienen el mismo tipo de sensibilidad que todos”, confirmó la médica.

Está comprobado que los bebés sufren igualmente el dolor, aunque no se note la reacción. “Muchas veces se minimiza el llanto, porque los recién nacidos lloran por todo. Eso es lo que puede llegar a confundir. Pero sí sienten dolor”, explicó Ferreyra.

Por otra parte, algunos especialistas aconsejan no agujerear los lóbulos de las orejas a tan temprana edad, ya que es mucho más difícil hacer el agujero en el centro. Para Ferreyra, las enfermeras están duchas en ese tema, por lo que dudó que cometan errores y subrayó la importancia de hacer este proceso con la supervisión profesional.

Para tener en cuenta.
» Estar atento a los síntomas de una infección: enrojecimiento intenso, picazón y fiebre.
» El oro es el mejor metal para las perforaciones, aunque podés elegir oro blanco para que tenga un aspecto más plateado. » El acero quirúrgico está de moda y es igualmente antialérgico. No se infecta.
» Lo mejor es elegir un lugar serio, con un profesional, para realizar las perforaciones. El hospital o la clínica donde nacerá tu beba es lo ideal.
Si decidís hacerlo. Nunca le quites los aros antes de que esté definitivamente cicatrizada la perforación, porque el agujero se puede cerrar.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo