?>
Tus hijos

Qué hacer cuando tu ex no cumple con la cuota alimentaria

Si él no cumple con sus obligaciones de padre, aparecen los dolores de cabeza. Tu Día consultó cómo actuar ante padres incumplidores.

Por Mónica Broin l Especial

Es usual ver la misma historia por los pasillos de tribunales de familia. Los padres se pelean, comienzan a dejar de lado sus obligaciones filiales y los niños sufren las consecuencias. Luis Guerchunoff, abogado especialista en derecho de familia, explicó a Tu Día que el primer error de un padre incumplidor es olvidar que ante todo está la felicidad de sus hijos.

Las faltas económicas, por ejemplo al no pagar la cuota alimentaria o de comunicación, al no cumplir el régimen de visitas hacen al incumplimiento de todo deber de padre. Obligación que trae consigo la patria potestad, que es compartida y por ende obliga a ambos progenitores.

Cuando alguno de los dos, lo más frecuente es en la separación, teniendo recursos suficientes para sostener las necesidades del niño, comete alguna de estas faltas; pasa, de este modo, a ser un padre incumplidor. Pero aclara Guerchunoff: "Definirlo así, dependerá de la situación económica de la persona, de sus necesidades y también las del niño, porque un desocupado por ejemplo no quiere estar en falta, simplemente no puede cumplir".

Lo ideal es que ante una dolorosa separación, los padres entiendan que deben tratar de que resulte lo menos perjudicial posible para el niño. Tratar de mantener la misma calidad de vida que tenía antes de la ruptura. Por esto, pueden extrajudicialmente, firmar un acuerdo ante escribano público o un asesor de familia.

Pero si no hay arreglo por motus propio tendrán que recurrir a un juzgado de familia. Primero deberán atravesar una instancia (pre-jurisdiccional) de mediación que tratará de llegar a un acuerdo y si esto no funciona entrarán en un proceso a cargo de un juez de familia. Todo acuerdo para que sea exigible judicialmente, debe estar homologado por el juez competente.

Romper con el acuerdo, incumplir con lo establecido por el juez y entrar en un proceso puede terminar en embargos e incluso, ya en casos extremos, sufrir sanciones penales por esquivar el deber de asistencia familiar.

Datos importantes

» A partir de los 18 años hasta los 21 el menor puede reclamar la obligación alimentaria por sí mismo. Antes lo exige quien ejerce su tenencia.

» En cuestiones afectivas y de comunicación la opinión del menor debe ser tenida en cuenta según la Convención de los Derechos del Niño.

» Las normas que tratan este tema son en primer lugar, el Código Civil y la Convención de los Derechos del Niño; también, las leyes procesal 7676, nacional 26061 y provincial 9944.

En caso de...

» Acuerdo extrajudicial. Los padres pueden firmar un acuerdo por iniciativa propia sin que intervenga un juez. Por medio de un escribano o asesor de familia en una audiencia prejurisdiccional. Recordá que ambos padres tienen obligaciones y deben estar presentes en la vida del menor.

» Si no podés pagar el abogado para el acuerdo. Dirigite a tribunales de familia y pedí un turno en mesa de entradas para asesoría de familia.

» Tomar tu reclamo en asesoría de familia. La otra parte será citada e intervendrá un asesor de familia o mediador judicial -que pertenece al Centro Judicial de Mediación- para lograr un acuerdo. Si se firma se puede reclamar ante la justicia

» Solicitar de forma directa al juez. Por la urgencia de la cuota alimentaria, podés saltearte la mediación y pedir al magistrado que fije una cuota provisoria hasta que se decida el monto definitivo.

» Intervenir un juez. Por incumplimiento de los deberes de asistencia familiar, evaluará las pruebas del caso, las condiciones monetarias de ambos padres, solicitará exámenes psicológicos. Dictará su sentencia y en caso de no cumplir aplicará sanciones desde embargo hasta castigos penales.

Consultá en

- Tribunal de Familia - Tucumán 360-

- Centro judicial de mediación - 27 de abril 152-

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo