?>
Tus hijos

Cuál es la edad recomendada para comenzar a maquillarse

Cada vez se acorta más la edad en que las niñas piden pintarse, pero como parte de su vida cotidiana. ¿Está bien hacerse grande antes de tiempo? Qué dicen los especialistas al respecto.

Aunque sea sólo una tendencia, un efecto contagio de una sociedad que avanza a pasos agigantados en todos sus aspectos, lo cierto es que la moda de pintarse cada vez a más temprana edad convierte a niñas muy pequeñas en mujercitas producidas en cuestión de segundos.

Las nenas imitan a sus madres, abuelas y tías. También quieren maquillarse y llevar las uñas espléndidas al igual que sus pares mayores. Y la televisión colabora, con ídolos teens vestidas y maquilladas como reinas. Y la publicidad que sirve todo en bandeja, con kits de maquillajes completos y bien coloridos y muñecas pintadas a la perfección.

Por juego, o realidad, ellas quieren hacer lo que sus iguales hacen. Ponerse (más) bonitas, con un toque de brillo en los labios, sombras oscuras y esmaltes vibrantes. El problema aparece, según coinciden los que saben, cuando lo lúdico deja de serlo y se transforma en parte de la vida cotidiana.

La mayoría de los especialistas advierten sobre el fenómeno de la hipersexualización de la niñez y ejemplifican con lo que ocurre en Estados Unidos, en los concursos de belleza que se parecen más a una fábrica de convertir niñas de muy pequeña edad en mini mujeres, con el aval y el fogoneo de sus propios padres.

Tu Día habló con un psicólogo, una licenciada en Educación y una maquilladora profesional. Se les preguntó qué tanta importancia hay que darle a los pedidos de las más gurruminas de la casa y, en conjunto, analizaron los potenciales peligros de las niñas que fuerzan su imagen para parecer mayores.

Elena Gutiérrez, licenciada en Ciencias de la Educación, explicó que todas las etapas de crecimiento tienen sus características particulares. "En este caso, durante la infancia, el problema se presenta cuando se erotiza al niño, porque eso puede repercutir en alteraciones de la conducta y trastornos alimenticios, entre otras consecuencias no deseadas", detalló.

Damián Calvo, presidente de Lekotek, la asociación civil sin fines de lucro que integra a niños a través del juego, describió un poco la realidad. "Las nenas se interesan por los tacos, maquillajes, aros y demás elementos femeninos desde muy temprana edad. Son elementos que la ayudan a caracterizarse como su mamá, su abuela. Con ellos, asumen roles distintos en sus juegos", aseguró. Pero la cosa cambia cuando esos accesorios los usa para salir, pasear o lo convierten en su modo de vestir.

Actualmente, la moda tiende a igualar la estética de las mujeres adultas y de las niñas. Para Calvo, ese es el problema. "Cuando las diferencias de edad se borran, las pequeñas creen que crecieron más rápido y muchas mujeres tardan en asumir su madurez", agregó.
Para Gutiérrez, la clave pasa por ayudar a las niñas a vivir y disfrutar de la infancia, previa aclaración de que todo se da a su debido tiempo, en el momento de maduración necesario.

Alejandra Angelone es maquilladora de Canal 10 y habló desde su experiencia entre sombras y labiales. "No se puede afirmar tan categóricamente si está bien o mal maquillarse a tan temprana edad. Lo cierto es que ese fenómeno es una tendencia entre las más chiquitas. Pero no nace de ellas. Se amoldan a sus estrellas de la tele e imitan a su referente más inmediato: la mamá, o la abuela", opinó.

Desde su profesión, Alejandra recomendó dejar que las nenas se maquillen, pero como un juego. Y que sepan que ese momento llega a su fin. Y que lo lúdico no forma parte ni de los paseos ni del colegio. También explicó que la piel de las niñas es muy sana y por lo tanto delicada. Por eso, la esteticista aconsejó retirar los productos del rostro con jabón líquido o de glicerina y agua. Para las uñas, lo mejor es usar las pinturas para nenas, que salen con agua, y así evitar el uso de la acetona que puede irritar la piel de las manos.

Ayuda en blanco y negro
» Incentivá el momento lúdico, marcando la diferencia entre el juego y luego la vida cotidiana.
» Los límites tienen que ser claros, poniendo una explicación de acuerdo a la edad de la pequeña.
» Siempre hay que darle el motivo de por qué no, dejando en claro que podrá hacerlo cuando llegue el momento adecuado.
» Las madres son el modelo femenino por excelencia para las niñas. Ellas comenzarán a copiar lo que sus mamás hagan.
» La edad ideal para que las chicas comiencen a maquillarse a las 15 años. Las mujeres de la familia pueden acompañar para que encuentren su propio estilo.

Un proceso natural. Que un niño imite el mundo adulto, es natural. Y eso dependerá mucho de los modelos que tengan a su alcance.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo