?>
Tus hijos

Consejos para conseguir ropa para preadolescentes

Conseguir vestimenta para preadolescentes no es una tarea sencilla. La oferta es poca, los chicos reniegan y los papás se tiran de los pelos.

Entre los 9 y los 12 ó 13 años, los preadolescentes, pasan por esa etapa en la que para chicos son grandes y para grandes son chicos. Ni hablar si se trata de conseguir ropa que les guste y que sea acorde con su edad. Salir con tus hijos a buscar un pantalón o una remera puede convertirse en una verdadera odisea. La oferta no es mucha y la mayoría de los locales que contemplan a este público está en los centros comerciales, con propuesta que, muchas veces, están más allá del presupuesto familiar.

Elegir la ropa a su antojo les permite manifestar que ya no son pequeños, pero cada vez que los papás les recriminan por su forma de vestir o por la prenda elegida, ellos sienten que son incomprendidos. Encajes, transparencias, brillos son géneros pensados, en su mayoría, para adultos y conseguir una prenda “acorde” a la edad de las nenas lleva horas de recorrido por distintos locales comerciales.

“Lo que ocurre es que son un público que ya está en edad de querer consumir prendas y accesorios de personas más grandes y, cada vez, los preadolescentes y niños tienen más relevancia a la hora de hacer compras y elegir qué usan. Por ende, si las casas ofrecen prendas demasiado “aniñadas” para su gusto, este público convencerá a sus padres de no adquirir estas prendas, manifestando que prefieren lo que es más de adolescente”, explicó a Tu Día la asesora de imagen Laura Malpeli de Jordaan.

Y agregó: “Lo esencial en lo que respecta a niños, es respetar las etapas y no quemarlas. Es totalmente posible lograr que los preadolescentes se vean un poquito más grandes de lo que verdaderamente son, sin implicar que se vistan como adolescentes o directamente como adultos”.

¿En qué consiste el concepto vertido por la asesora? Mucho más sencillo de lo que parece a priori. Incorporar las tendencias que les agraden de la temporada, de manera gradual y adecuada para la edad y el contexto. Si quieren, por ejemplo, usar estampados de temporada, hay más de una alternativa para lucir cuadros escoceses y de combinarlo con el resto de las prendas para verse óptimos y no parecer más grandes.

A tener en cuenta

Las marcas apuntan a un nuevo lenguaje que identifica a los adolescentes Quien no lo domina, corre el riesgo de ser excluido.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo