?>
Tus hijos

Cómo estimular al bebé

Cada niño es único y diferente, y los papás deben tenerlo muy presente a la hora de estimularle. Su cerebro es como una esponja y para aprender sólo necesita que le ofrezcas la posibilidad de experimentar.

El cerebro de tu bebé necesita de movimiento y estimulación, dos herramientas imprescindibles para su aprendizaje. Como papás tenemos que acompañar el proceso y ofrecerle un entorno seguro donde desarrollar sus capacidades.

La estimulación empieza con actividades de contacto con el bebé, en las que se refuerza el vínculo emocional/afectivo con masajes y estímulos sensoriales. Una de las herramientas más efectivas para estimular al bebé es a través del juego. Es en esta instancia en la que podés observar su comportamiento y conocer sus necesidades, deseos, gustos, e inquietudes.

Masajes y contacto. Cuando masajeás a tu bebé se despiertan los receptores externos que les hacen darse cuenta de dónde están. Los bebés necesitan contacto, seguridad y ritmo para dormir.

Los recién nacidos parece que solo comen y duermen, pero no. En realidad, van identificando a las personas que componen su círculo de confianza, ven que esas personas hablan, observan cómo abren la boca y producen sonidos, cómo acompañan los gestos de la cara al mensaje. Esta es una primera comunicación no verbal.

Durante el primer año, la casa debe adaptarse al bebé y no al revés. Cuando empiezan a moverse solos necesitan un espacio que sea seguro para ellos, pero también donde puedan gozar de cierta libertad y no haya que decirles continuamente: "Eso no se toca". Lo ideal es mantener fuera de su alcance todo lo que sea peligroso o se pueda romper.

Consejos de estimulación

» Respeta el tiempo de respuesta de tu hijo. Elegí un momento tranquilo para jugar con él. Evitá jugar cuando veas que está cansado o sobrecargarlo de tareas y de estímulos.

» Elegí objetos agradables al tacto, al oído, al paladar, tomando la precaución de que sean seguros.

» Acompañá los juegos con canciones, palabras y sonrisas.

» Hacé que el juego sea placentero para ambos.

» Aprovechá el momento del baño para darle un masaje.

» Si vas en auto, escuchá música mientras lo llevás. También podés aplicarlo en tu casa.

» Enseñale libros. Para los bebés hay libros de tela, de plástico, con olores y distintas texturas.

» Contale cuentos antes de dormir.

Todos diferentes. El tiempo que dediques a la estimulación ​del bebé debe estar relacionado con la edad y sus características de los niños.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo