?>
Tus hijos

Cómo enfrentar en familia la llegada del primer boletín de calificaciones

Ellos ya son “nenes grandes”. Dejaron el jardín y ya cursan primer grado. Y llega el primer boletín de calificaciones. ¿cómo debe enfrentarlo la familia? Te contamos las claves.

Miles de hogares cordobeses viven, por estos días, una “pequeña minirevolución” en casa. Es que ese pequeñito que iba a jardín de infantes y ahora tiene su debut en el nivel inicial y primario, más concretamente en primer grado, trae a casa su primer boletín de calificaciones. Atrás, quedaron esos informes con garabatos. Ahora, es un “nene grande”, con responsabilidades y evaluaciones de “la seño”. Está creciendo.

Y, junto con él, los padres (sobre todo los primerizos), también van aprendiendo en el camino. Por lo tanto, ¿qué actitud deben tomar ante la llegada de esa libreta con las primeras notas que lo califican en su desempeño escolar?. “El primer consejo para los papás es que bajen su nivel de ansiedad, los chicos está viviendo un proceso que iniciaron en el jardín, sigue en primer grado y termina en segundo, de acuerdo con los nuevos parámetros pedagógicos”, señaló a Tu Día la secretaria de Nivel Inicial y Primario de la Junta Ejecutiva de la UEPC, Estela Fauda.

La especialista agregó que en esta etapa educativa del niño es fundamental el acompañamiento de sus papás en cada una de las instancias en las que son convocados. “Seguramente, antes de la entrega de las libretas se los citó para reuniones explicativas y de las que había que participar, al menos alguno de ellos para saber cómo iban a ser evaluados sus hijos. Es muy importante en esta etapa estar en esos encuentros, para luego no tener dudas”, remarcó Fauda.

Si el “peque” tiene hermanos, inevitablemente los padres suelen caer en el error de las comparaciones, que durante estas edades tan tempranas “suelen ser muy odiosas”. Y si no hay hermanos, seguro que la cosa viene por el lado de los compañeritos o amigos. “Es un tremendo error incurrir en este tipo de práctica, le aconsejo a los padres que no lo hagan bajo ningún punto de vista, el niño es una unidad y cada uno de ellos tiene sus tiempos y sus conocimientos propios, que hay que acompañar sin comparar”, remarcó Fauda.

Precisamente, los tiempos son claves en el proceso de aprendizaje del niño, sobre todo en el primer grado. “Respeto, compañía, sin sobreexigencias sobre los niños para que tengan una libreta de excelencia, sobre todo porque los docentes los comprenden y acompañan en cada momento y a la hora de evaluar eso se vuelca en una libreta de calificaciones”, remarcó la especialista.

La primera libreta del niño que cursa primer grado ya está en casa o llega en los próximos días. Sin dudas, es todo un tema más para los padres que para los propios chicos. “Ellos lo toman de  una manera natural. A esta altura del año se han adaptado a su entorno y los papás deben tener en cuenta esto”, finalizó Fauda.

Premios y castigos. No son recomendables: la especialista Estela Fauda aseguró que un sistema que acompañe la educación de los niños bajo esa organización no es “para nada una solución si se quiere incentivar al niño a mejorar sus notas”. Tanto premiar una buena nota como castigar una conducta que no es la correcta, son considerados como perjudiciales por Fauda.  “Lo que hay que hacer en estos casos es evitar entrar en este tipo de prácticas. El nene tiene que tener en claro que si algo hizo bien en la escuela, es para charlarlo, celebrarlo dentro de la familia con la palabra como base, no con algo material. De igual modo, si algo no está bien, quitarle cosas o actividades tampoco es recomendable”, dijo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo