?>
Tus hijos

Claves para combatir el estreñimiento de tu bebé

Además, consejos para elegir el juguete adecuado para tu hijo.

Para combatir el estreñimiento, todas las frutas y verduras son buenas fuentes de fibra. Sin embargo, seguramente tu pequeño mostrará rechazo hacia algunas de ellas. Evitá ofrecerle los vegetales que no le gusten.

También podés probar reduciendo aquellos alimentos que favorecen el estreñimiento, como el arroz, las bananas y las zanahorias cocidas.

Tratá de que coma puré de ciruela, damascos o pera para estimular la evacuación.

La consulta al pediatra es primordial. El médico puede llegar a recetarte algún laxante para facilitar sus evacuaciones. Pero, ojo, nunca le des a tu bebé medicamentos sin la autorización del profesional. El pediatra también puede sugerirte que pruebes con un supositorio de glicerina. Tené en cuenta que esto no puede hacerse de manera habitual.

Los masajes también son muy estimulantes para ayudar a evacuar al bebé. Se puede flexionar las piernas del pequeño sobre el abdomen, haciendo movimientos circulares. O poner la mano sobre la panza del bebé (a la altura del ombligo), y hacerle un masaje más profundo y en horizontal, con la palma y la base de los dedos. Un masaje en la espalda del bebé, con movimientos de arriba abajo, también puede ayudar a que evacúe.

Demanda caricias

En los primeros días de vida, tu bebé se mostrará muy demandante de cuidados. Sucede que comprobó que cuando llora, mamá se apresura a darle alimento o los cuidados que necesita. Además, recibe mimos y caricias.

Cómo elegir un juguete

Lo más importante a la hora de elegir un juguete es que sea el adecuado para su edad. Si es muy complicado, le resultará muy aburrido o tal vez peligroso. Y si es muy sencillo, probablemente pierda el interés en el.

También hay que tener en cuenta su personalidad: un niño retraído necesitará juegos socializadores (varios jugadores). Un pequeño hiperactivo le resultarán adecuados juegos de atención o artísticos.

Además, el juguete debe ser simple. Esto aumentará la gama de usos que se pueden hacer de él. Desarrollando su fantasía y su capacidad simbólica.

El mejor juguete no es el más caro, si no el que mejor se adapta a la personalidad, edad y madurez del niño. Y el que le permita, ante todo, jugar con su familia.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo